Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Entrevista a Ramón Ibarra

"Sé disfrutar de la vida"

Un interesante café con el actor de 'El secreto de Puente Viejo'.

Maribel Escalona / Foto: Gema Checa
Imprimir

Ramón Ibarra

Ramón Ibarra se ha hecho famoso como Raimundo, de El secreto de Puente Viejo, pero tiene una larga carrera detrás con filmes como 'El coche a pedales' y las series 'El comisario' y 'Cuéntame'. Amante del teatro, Ramón Ibarra comenzó en el grupo Karraka, formó parte del musical 'Bilbao, Bilbao' y ha actuado y producido '19.30', con Adolfo Fernández, Nerea Garmendia y Roberto Enríquez.

Tu personaje, Raimundo, igual sirve un vino que pega tiros…
Sí, sí (risas). Pero mi gran habilidad es disfrutar del tiempo, ¡eh! Lo paso muy bien, en mi vida profesional y en la privada.

Él, no... Lo suyo con Francisca es un ni contigo ni sin ti.
La persistencia solo tiene sentido si te compensa.

¿Tú eres comprometido?
Conmigo la palabra indignado se queda corta. En este mundo hay dos clases sociales, los que mandan y los mandados, y yo me rebelo, me movilizo y animo a los demás a que lo hagan.

¿Cuál es el secreto de Puente Viejo?
Que une distintas generaciones, con afinidades, necesidades y curiosidades que compartir.

El ser humano es…
¡Bueno! Algunos se empeñan en no disfrutar, y llevan incluida la condena.

¿Eres creyente?
Crecí con el nacional catolicismo ¡pero ya no pienso que la vida es un valle de lágrimas! No creo en Dios, pero soy espiritual.

¿Tienes familia?
Vivo en pareja. Mi mujer Iver y yo nos conocimos en la compañía Karraka –ella lo dejó y ahora es funcionaria en la Diputación de Vizcaya– y tenemos una hija de 23 años y un chico de 
17. Con ellos practico el diálogo.

¿Te preocupa su futuro?
Mis hijos van a salir adelante como lo hemos hecho nosotros. La chica ha estudiado Biotecnología y es más probable que trabaje en Alemania que aquí, y mi hijo, muy deportista, se buscará la vida. Otra cosa es que me preocupe de que salgan impunes los que provocaron esta crisis.

¿Dónde vives?
De lunes a viernes, en Madrid, y el fin de semana me voy a Santutxu [un barrio de Bilbao], a mi casa. Uno es de donde estudia Bachillerato, y yo lo hice entre Bilbao y Madrid, donde además hice tres años de Derecho, en la Autónoma.

Creía que eras publicista…
Sí, luego cursé Publicidad. Trabajé medio año e hice algunos reportajes.

¿Te arrepientes de no haber seguido con aquello?
Lo mío no es una oficina.

La interpretación sí es lo tuyo.
Disfruto de actor. Tengo 55 años y me considero hijo de 'Estudio 1', desde Lola Herrera al reparto de 'Doce hombres sin piedad'.

Tu padre cantaba muy bien…
En casa amábamos la zarzuela porque él era un cantante excepcional. Por desgracia, yo lo hago fatal; trabajé en dos musicales y ¡menos mal que tuve buenos compañeros! (risas).

¿Qué diferencia hay entre ser teatrero y trabajar en la tele?
El trabajo es el mismo pero en la televisión ganas más y te saludan por la calle. Yo me identifico con el teatro; el 25 de octubre estreno 'Los justos', con Álex Gadea y Lola Baldrich.

TEST CAFETERO
¿Te levantas de buen café? Hasta hace poco, no, pero 
ya tengo mejor humor.
¿Desayunas con café? Lo tomo largo con leche. Antes era de cuatro diarios, pero me voy moderando.
¿A quién invitarías? Al actor Eduard Fernández 
y al escritor Manuel Vicent.
No le darías ni agua… A la troika.
Pide un deseo. ¡Que desaparezca para siempre la codicia!

Te puede interesar

Ver más articulos