Diezminutos.es
TV
Buscador

Estrena ‘El pregón’ el viernes 18 y sigue en ‘Late Motiv’

Un café de cine con Buenafuente: “Mi película es una reflexión sobre el éxito efímero”

El showman nos habla de su nuevo trabajo con Berto Romero –“Se me acaban los elogios para él”–, de su faceta de emprendedor y también de padre de familia: “No encuentro un sitio mejor donde estar que con mi hija”.

Maribel Escalona
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Un café de cine con Buenafuente: “Mi película es una reflexión sobre el éxito efímero”

Andreu Buenafuente conduce desde enero el programa Late Motiv en #0 de Movistar+, el 18 de marzo estrena la película El pregón, en la que actúa, como no, junto a Berto Romero. Hablamos con el presentador de todos sus proyectos mientras tomamos un relajado café.

Con tus horarios, imagino que te gusta dormir por la mañana…
Soy muy ‘camero’, pero no puedo dormir a pierna suelta porque tengo mucho trabajo y no me relajo.  Me tumbo en la cama y aprovecho para ver series en la tablet, pero trato de controlar el tiempo porque al final voy a la cama a todo menos a dormir.

¡Lo tuyo con Berto Romero ya es de pareja de hecho!
Se me acaban los elogios para Berto. Es un compañero fabuloso, de gran calidad humana y muy bueno haciendo comedia.

el-pregon-berto-buenafuente

¿De qué va tu nueva película, El pregón?
Es una comedia en la que Berto y yo interpretamos a dos hermanos mal avenidos. Unas viejas glorias de la música electrónica de los 90 que damos la bienvenida en las fiestas de un pueblo. Es una reflexión sobre el éxito efímero y cómo estos hermanos se juntan porque necesitan dinero, pero acaba siendo una historia de amor fraternal.

¿Alguna vez has dado un pregón en tu pueblo?
Sí, en Reus, donde nací, y también en Barcelona, donde he vivido. Pero soy reacio porque si quieres hacerlo bien, se convierte en un trabajo más.

buenafuente-pregonero

Conseguiste un Ondas con el programa radiofónico El terrat y fundaste una productora audiovisual con el mismo nombre. ¿Eres un hombre de supersticiones?
Supersticiones pocas, prefiero las intuiciones. La intuición es instinto: aciertes o te equivoques, me parece interesante. Dicen que la mujer escucha más su instinto que el hombre; nosotros lo relegamos por el raciocinio.

¿Te sientes hijo de Mikimoto, Arús y Sardá y padre de Jordi Évole, Ana Morgade y Berto Romero?
No. Soy hijo de Teresa y de Juan, mis padres y soy padre de Joana, una niña de tres años. No creo en las paternidades artísticas. Coincides con la gente, te apoyas y aprendes mutuamente. Cada uno tiene su propio camino en la vida; lo demás es literatura.

Has demostrado que Sense titol (Sin título, uno de sus programas) se puede ser periodista, humorista, comentarista, actor, director… ¿El monje necesita de hábitos?
Antes me acomplejaba un poco, pero sustituí la formación académica por experiencia profesional y con estudios y lecturas a mi aire. Empecé de aprendiz –un concepto olvidado-, pero la situación ha cambiado para las generaciones posteriores.

Tu humor es catalán y al tiempo folclórico. ¿Han influido los orígenes de tus padres?
Mi padre nació en Reus de madre emigrante después de la postguerra y mi madre nació en Murcia y llegó muy pequeñita a Cataluña. No sé si la sangre y los genes geográficos existen, pero es cierto que tengo unos ancestros andaluces, con mis tías y mi abuela paterna... mezclados con mi vida en Cataluña. Me gusta pensar que eso da más color a mi carácter.

¿La situación política actual es Una altra cosa o más de lo mismo?
Hay agitación, algo ha cambiado para siempre. La gente vuelve a hablar de política, se pronuncia, y ya no se traga las castañas pilongas, tal vez porque lo hemos pasado mal y muchos siguen mal. Parece difícil encajar el mapa político, pero es lo que pide la gente; no veo ese apocalipsis que pintan algunos, siempre interesadamente. Ahora sólo falta ver cómo traducen eso los líderes políticos.

¿Tenemos sentido del humor los españoles?
Por supuesto. Tenemos un patrón de comedia. Recuerdo cómo se propagó el fenómeno de Chikilicuatre (en Eurovisión) y cómo la gente se divertía en forma de humor negro. Me parece muy bonito y muy sano que pasen estas cosas.

buenafuente-goya

Has presentado dos años la gala de los Goya (2010 y 2011). ¿Qué te parece la reacción de Dani Rovira?
No me gusta valorar a compañeros porque no tengo autoridad. Los Goya son complejos porque se exagera y se sobre analiza todo. Deberíamos relajarnos y querernos todos un poco más porque ni el cine ni la industria española están para cogérsela con papel de fumar. Dani está en un buen momento de su carrera, al servicio del cine español en una noche determinada… Hay cosas más importantes en este país que amargarle la vida a Dani Rovira.

Con tu amigo Santi Millán impulsaste el proyecto Captura.org. ¿Cuántos “capturadores” habéis conseguido?
Se montó al inicio de la fotografía digital, hace 14 años, porque nos gusta la fotografía espontánea y queríamos que esas imágenes fueran pasando de unos amigos a otros. Tiene un archivo fotográfico impresionante, pero ahora que todo el mundo dispara cuatro mil fotos, se ha banalizado. Está ya más en manos de gente que quiere colaborar y publicar su foto especial.

En mayo del 2012 te convertiste en uno de los business angels de la red social Bananity, que quería conectar a gente con pasiones similares y que finalmente quebró. ¿Lo tuyo es ser emprendedor?
Soy emprendedor, aunque la palabra está pervertida de tanto usarse. En mi naturaleza va estar preparando siempre algo, en televisión o en cine, produciendo.

En 2014 colaboras en el disco Antología Desordenada de Joan Manuel Serrat, cantando junto a él la canción Perquè la gent s´avorreix tant. ¿Has descubierto por qué la gente se aburre?
No conocía esa canción de Serrat y me cuesta pensar que la gente se aburre. Yo no me aburro nunca: me invento cosas, dibujo, pinto desde hace muchos años, escribo, estoy con la familia, con los amigos…

Ahora que Karmele Marchante dice que vuelve a Barcelona para vivir el proceso separatista, tú te mudas a Madrid…
No sigo los parámetros de Karmele, con todo el cariño. Ha sido una decisión puramente profesional porque lo pedía el programa y la dinámica de los invitados que asisten. Es la primera vez que vivo en Madrid y me hace mucha ilusión.

buenafuente-silvia-abril

Silvia Abril, tu pareja, declaraba hace un tiempo: “Cuando actúo con Andreu tengo un subidón porque es imprevisible. Es la hostia, el compañero perfecto”. Y hace dos meses añadía: “Con la convivencia hemos ido a mejor si cabe”. ¿Qué le das para tenerla rendida?
Es muy buena compañera, una mujer fantástica. Me sigue sorprendiendo después de tantos años que llevamos juntos, que tenga esa fuerza interior y esa gracia. Silvia no tiene una ambición desmesurada; al contrario, sabe colocar todo en su sitio y siempre con una sonrisa. Y es muy divertida, que al final es lo importante. Desde que tenemos a nuestra hija, he descubierto además que es muy buena madre.

Cuando hablas de tu hija Joana te cambia la cara.
Es la condición humana. La naturaleza es más sabia que los seres humanos; nos marca unos códigos de comportamiento que nos dejan sorprendidos. Hace poco pasé el domingo en casa con mi niña porque Silvia trabajaba y pensaba: no encuentro un sitio mejor donde estar. Con 20 años no eres consciente de esa plenitud, pero la vida misma te dice: ya te cogeré. Y cuando llega tu hijo, te coge.

¿Eres amo de casa?
El tema de la igualdad está superado en nuestra casa. Soy un espectador activo de la capacidad que tienen las mujeres para ponernos donde nos tienen que poner. Hablar de igualdad a estas alturas es deprimente.

cafe-buenafuente

DE UN SORBO
¿Te gusta el café? Sí, soy muy cafetero. Para desayunar lo tomo con leche y pan integral con tomate y aceite de oliva.
¿Te levantas de buen café o de mala leche? Cuando me levanto no soy persona, necesito un buen café.
¿A quién invitarías? A un amigo que nadie conoce pero con el que disfruto hablando. Me paso el día con famosos, así que una buena charla con un amigo anónimo me relaja.
¿A quién no le darías ni agua? El agua nunca hay que negarla a nadie. Los intolerantes me producen rechazo, pero con esquivarlos…
Si el café te diera súper poderes, ¿cuál querrías? Alargar un par de horas el día.
Recomiéndame un libro adecuado a un buen café. Una recopilación de poemas de José Agustín Goytisolo; soy un fan de este poeta de los años 50.
Pide un deseo para este invierno. Virgencita, que me quede como estoy.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Y además...