Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Nos habla de su cambio de cadena y horario

Carme Chaparro: “Mi hija ya ha anunciado a sus amigos que ahora estoy en ‘Telecuatro’”

Después de 20 años en Telecinco, la periodista saca partido a su nuevo puesto en Noticias Cuatro, que supone un ritmo más pegado la actualidad y por fin le deja libres los fines de semana: “Ahora me doy cuenta de todo lo que me he perdido”.

Ignacio Herruzo
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Carme Chaparro: “Mi hija ya ha anunciado a sus amigos que ahora estoy en ‘Telecuatro’”

¿Que 20 años no es nada? Si le preguntan a Carme Chaparro, dos décadas lo han sido todo para ella a nivel laboral, con una trayectoria firme, constante y siempre bien valorada por el público en Informativos Telecinco, casi siempre en las ediciones de fin de semana. Desde principios de enero es la nueva conductora de Noticias Cuatro, de lunes a viernes a las 14.00 h; el cambio solo le ha supuesto moverse tres mesas más allá en la redacción de Mediaset, pero significa una acelerón en el ritmo del informativo por el nuevo horario y sobre todo una revolución personal, ya que al fin puede disfrutar de más tiempo libre con sus hijas. En esta entrevista nos contaba que quizá pronto habría novedades respecto a su faceta literaria… Y ahora sabemos que es la ganadora del Premio Primavera, dotado con 100.000 euros, por su primera novela, No soy un mostruo. “En general, este libro habla de monstruos, pero no los de fuera, sino el que todos llevamos dentro”, ha explicado.

¿Cuál fue tu reacción cuando te propusieron cambiar de cadena y horario después de tantos años?
Me llamaron a un despacho y me dijeron que cerrara la puerta… Cuando te dicen eso, puede ser algo muy bueno o algo muy malo. “Me voy antes de que se arrepientan”, pensé.

Entonces, ¿es algo que buscabas?
Sí, porque llevaba 13 años en el fin de semana y cuando tienes niños ese turno es muy duro. Me iba de casa a las 8 de la mañana y llegaba a las 22:30 como muy pronto. No las veía y no tenía ocio con ellas: llevarlas al zoo, enseñarlas a montar en bicicleta, leer... Llega un momento en el que piensas que es mucho sacrificio.

¿Qué crees que buscan en ti ahora?
Quieren que siga siendo como soy. Llevo 20 años, justo se cumplen en enero, desde que entré en Telecinco, 19 desde que estoy presentando informativos, y no me han pedido nada.

¿Qué has aprovechado para hacer tus primeros fin de semana?
¡El primero lo aproveché para sacar los zapatos de invierno del altillo y guardar los de verano! Porque entre semana doy clases, bolos y no paraba tampoco… Hemos ido al cine con las niñas y a comer por ahí. Una de las cosas de las que más estoy disfrutando es de reencontrarme con amigos y poder quedar con ellos y sus hijos. Ese contacto de comer, contarte las cosas... eso lo había perdido. Me doy cuenta de todo lo que me he perdido estos años.

Además del cambio de cadena y horario, presentas sola Noticias Cuatro. ¿Es una oportunidad o un reto complicado?
Es una oportunidad magnífica. En fin de semana estuve un año sola que Pepe Ribagorda pasó a presentar por la noche y luego en las suplencias de Pedro Piqueras. Evidentemente es una oportunidad maravillosa y estoy con un equipo de edición estupendo.

¿Y cómo fue la despedida de Telecinco?
Los chicos del fin de semana son tu familia porque somos muy pocos y pasamos muchas horas juntos. El último día que trabajé con ellos fue muy emocionante, me aplaudieron, me dieron un regalo, luego me hicieron una fiesta por la noche… Cuando me despedí de la audiencia no quería nada especial, pero me dijeron que escribiera algo. Claro, es que físicamente en la redacción me he movido tres mesas, el cambio no es tan grande, pero el espectador no sabe que estoy en el mismo sitio y la gente que llevaba 19 años viéndome merecía que me despidiera. Lo escribí y, justo en el vídeo de antes, la realizadora me dijo: “Ah Carme, que es tu último día”, y sentí como un torbellino.... No te cuento la cara con la que salí de allí de tanto llorar.

carme-chaparro-joven

¿Han cambiado en algo tus funciones?
No, el cambio más grande es que a las 14.00 h todo está ocurriendo. Llegamos a las 7:30 de la mañana mas o menos, pero es un informativo con una escaleta viva, estás en directo y vas de un sitio a otro... Como periodista te obliga a volver a salir de tu lugar de confort.

¿Los 20 años en televisión son una prueba de credibilidad como periodista?
Eso lo tiene que decir el espectador. Lo que me enorgullece es que las mujeres, y el 5 de febrero cumplo 44, cada vez nos mantenemos más tiempo en pantalla. Hasta ahora la credibilidad se marcaba en las canas de los hombres.

¿Qué importancia tiene ahora el nombre del presentador para que una persona elija ese informativo?
Me gusta utilizar otro término: el conductor del informativo. Más que presentar, conduces a la gente a través de la actualidad. Cuanto menos protagonismo tengas tú, mejor. Los protagonistas son las noticias, la imagen, los sonidos. Creo en entradillas cortas, ritmos rápidos, en contar las cosas de otra manera, pero es cierto que la gente me tiene que creer a mí cuando le dijo que hoy bajará la luz. Es importante hablarle a la gente en el mismo plano, no me siento superior a la gente que me está viendo en su casa, solo tengo una profesión diferente que hace que yo entre en sus casas. Lo importante es contar las cosas de manera natural, honesta y sin dar lecciones.

En Twitter tienes más de 100.000 seguidores. ¿Cómo manejas las redes sociales y cuálés crees que deben ser su función para un periodista?
Las uso para informarme: en twitter sigo a medios de comunicación, periodistas, médicos, cientificos, gente que me puede aportar otras visiones. Y me sirve para ver el feedback del informativo. El otro día, con la muerte de Bimba Bosé, nos escribieron dos perosnas muy educadas, porque a las maleducadas directamente no les hago caso, y decían que cuando hablábamos de que una persona ha perdido la batalla contra el cáncer suena a como si no hubiera luchado lo suficiente. Los enfermos cada vez estás reivindicando que utilicemos otras palabras y esas cosas nos sirven mucho.

carme-chaparro

También eres columnista en otros medios... ¿es una manera de evadirte de la imparcialidad y objetividad de los informativos?
Un periodista nunca es ni imparcial ni objetivo. En el momento en el que llegas a la redacción y escoges qué quieres contar y cómo, que es un directo, qué video, el tiempo... ahí estás siendo parcial, pero profesionalmente. Mezclar tus creencias personales con el trabajo, ahí ya no.

Otros compañeros de profesión, como Marta Fernández o Susanna Griso, dieron el salto de informativos a otros tipos de programas, como magazines. ¿Nunca te ha picado la curiosidad?
Para hacer otra cosa tan diferente, como espectáculo o entretenimiento, tienes que ser un showman, y lo digo con toda mi admiración hacia lo que hacen Mercedes Mila, Jesús Vázquez, Ana Rosa… Incluso un magazine, aunque sea un contenedor de noticias, es muy difícil con cuatro horas en directo, conexiones, contertulios... Con mis noticias estoy muy bien (risas).

¿Con qué desconectas fuera del trabajo?
La gente que tiene niños pequeños sabe que no tienes casi tiempo, pero me encanta leer, me pasaría la vida leyendo. Es cierto que parte del tiempo que le dedicaba a la lectura lo estoy compartiendo con ver series de televisión, que a mucha gente lectora le ha ocupado el espacio que le dedicábamos a los libros.

¿Cuál te ha enganchado?
Estoy viendo Sé quien eres, que me tiene enganchadísima, porque me chiflan ese tipo de series. También Sherlock, Line of Duty... Lo sigo todo, pero si veo el primero y no me gusta se acabó. Me gustan las cortas, las que son de 8 o 9 capítulos, o temporadas únicas. Mucho del talento de la literatura y el cine se ha ido a las series de televisión.

¿Te interesaría escribir una novela?
Bueno, ya veremos... Igual os lleváis una sorpresa dentro de poco (risas).

¿Tus hijas ya te ven en la tele?
Son pequeñas, de 3 y 5 años. El primer día que volvieron al cole después de las Navidades, fue justo el día que empecé en Cuatro; cuando las fui a recoger, la mayor me suelta: “Ya le he dicho a todos mis amigos que ahora estas en Telecuatro, que ya no tienes el plató azul, que estas en uno rojo”. ¡Me hizo mucha gracia!

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos