Diezminutos.es
TV
Buscador

Nos tomamos un alucinante café con el otro alma de ‘Cuarto Milenio’

Los misterios de Carmen Porter: la secuestraron con 2 años, casi fue bailarina, no duerme con Iker Jiménez…

En el programa de Bertín compartió su álbum de fotos y parte de su vida íntima, y en esta entrevista profundiza en ese universo personal y profesional tan único que ha creado junto a su pareja.

Maribel Escalona
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Los misterios de Carmen Porter: la secuestraron con 2 años, casi fue bailarina, no duerme con Iker Jiménez…

Carmen Porter lleva más de 20 años junto a Iker Jiménez como pareja y una década codirigiendo Cuarto Milenio. Periodista, amante del baile –casi se convirtió en profesional–, creativa y madraza, nos habla también de su curiosidad por la figura del diablo… ¡Hasta ha escrito un libro sobre el tema! Descubrimos el lado oculto de una de las mujeres más interesantes de la tele.

¿Dónde está el truco para trabajar durante décadas con tu pareja y que esa bomba de relojería no estalle?
El truco es que nos lo pasamos fenomenal con lo que hacemos.

¿Cómo os conocisteis?
En la Universidad. Iker iba dos cursos por encima de mí y coincidimos en una fiesta por amigos comunes. Lo bueno del caso es que al principio no me gustaba nada. Pero enseguida conectamos y nos fuimos a vivir juntos, al tiempo que trabajábamos en la revista Enigmas, de Jiménez del Oso.

iker-jimenez-carmen-porter-revista-enigma

¿Habéis pensado en trabajar por separado?
Al contrario, trabajar con la persona con quien compartes la vida es lo mejor cuando te unen los mismos gustos. Iker es muy fácil de llevar, yo tengo más carácter, pero en nuestras discusiones nunca llega la sangre al río. No tenemos conflictos matrimoniales sino distintos puntos de vista del programa o de los debates que hacemos. Yo soy más de tener los pies en la tierra y él deja volar más la imaginación, pero siempre llegamos a un consenso.

Según ha dicho tu marido en más de una ocasión, la intuitiva de los dos, la de las corazonadas, eres tú.
Es cierto. Las mujeres tenemos un sexto sentido unido a lo misterioso. La mujer a lo largo de la historia ha sido la chamana, la curandera que recomponía los huesos… Somos más “largas” a la hora de ver los problemas o la gente que no es de fiar.

iker-jimenez-carmen-porter

Abandonasteis un programa de éxito en la SER, Milenio 3, para dedicaros a la vida familiar junto a vuestra hija Alma, de cinco años.
Era difícil compaginar tanto trabajo con la vida familiar. Al poco de nacer, Alma se quedaba los sábados a dormir en casa de sus abuelos porque nosotros llegábamos a casa a las cinco de la madrugada. Empezó a decir que no nos veía los fines de semana –aunque entre semana estábamos todo el tiempo con ella– y decidimos dejar el programa de radio antes de descuidarlo. Ahora estamos en la radio de Mediaset, pero lo hacemos desde nuestra casa.

¿Qué ventajas tiene trabajar desde tu propia casa?
Todas. Ayer mismo cenamos todos juntos, acostamos a nuestra hija y nos fuimos a la habitación de al lado, donde hemos habilitado lo imprescindible para el programa. Antes vivíamos en un piso en el centro de Madrid y ahora estamos en una casa en La Moraleja. De esta forma hemos evitado también a gente que no entiende que nosotros somos periodistas y no videntes, y que nos esperaban a la salida.

¿A ti te interesaba el misterio ya de pequeña?
Era miedosa con todo, pero sobre todo la oscuridad. Tal vez porque de pequeña, con dos años, intentaron secuestrarme cuando iba con mi madre embarazada por la calle Goya. Un señor me cogió de la silla y se me llevó corriendo. Y gracias a dos chicos jóvenes que oyeron los gritos de mi madre y le persiguieron, me lanzó y desapareció. Por eso, mi madre siempre me dice que nunca se hubiera imaginado que me dedicara a la investigación de fenómenos paranormales.

carmen-porter-bailarina

¿Has pensado alguna vez en cambiar y dedicarte a otros géneros periodísticos?
Me ha gustado también muchísimo la moda, pero sé que no valgo para comunicar cosas de esa materia. Me gusta seguirla y sus programas, pero lo que más me interesa es la historia, la arqueología, los temas sociales…

Tienes en tu haber cuatro libros. ¿Algún nuevo proyecto?
De momento no tengo tiempo. Y a Iker y a mí no nos gustan los libros de encargo que no los escribes tú de arriba a abajo.

¿La gente que os cuenta casos extraños es siempre peculiar?
No. Es muy normal y con cultura, desde arquitectos a médicos: desde un primo que notó una presencia en una propiedad antigua o que a su abuelo se le apareció un humanoide en el campo. Recuerdo un ingeniero naval al que estos temas ni le gustaban, pero vio un fantasma. En el programa tenemos al general Cámara, ahora retirado, que tuvo que salir con su caza detrás de un OVNI, pero cuando aterrizó le dijeron que él no había visto nada más que dos chimeneas; pero claro, él se rebeló y contesto: “Sabré yo lo que he visto”. En los años 70 había mucha ocultación del tema.

cuarto-milenio-investigacion

¿Has pasado miedo en alguna ocasión?
Primero intento ser racional, buscar una explicación a todo antes de admitir que es algo raro. A mí lo que más miedo me da es que le pueda ocurrir algo a un ser querido, una enfermedad o una muerte traumática. Respecto a temas profesionales, tuvimos una experiencia con un crimen que ocurrió en Cataluña en los años 80, que me dejó aterrorizada y que tenía que ver con la aparición de un fantasma. Decidimos no emitir el reportaje y lo dejamos en manos de la policía. Otra vez anulamos un viaje a México porque tanto Iker como yo intuimos que podía pasarnos algo malo y preferimos cancelar. Y recuerdo el caso de una niña endemoniada en una iglesia cercana a Alcalá de Henares (Madrid)…

¿Eres una persona religiosa?
Creo en el bien y el mal más allá de un concepto religioso. Y en que al final la vida te devuelve lo que has hecho. Creo en otra vida de forma clara, por los testigos que hemos entrevistado, que han estado al borde la muerte y que ninguno quería volver: recuerdo un hombre que nos decía que acababa de ser padre de una niña y ni siquiera por ella quería volver. Todos definen ese momento con una luz cegadora, unos pasan por un túnel y otros no y se ven a sí mismos desde lo alto.

carmen-porter-escote

¿A tu hija le interesa el misterio?
Es muy valiente. Está acostumbrada a ver en casa imitaciones de cabezas reducidas de jíbaros y juega con ellas como un juguete. En una ocasión estábamos cenando en una terraza de Ibiza y pasó un avión, se levantó, muy seria y con su media lengua dijo: “¡Mami, papi, un OVNI, un OVNI!” Ella dice que es detective. A veces se coge una linterna y sale al jardín a buscar huellas y animales.

Creo que vivís en el campo y que vuestra hija disfruta del contacto con la naturaleza…
Sí, y ella tiene la costumbre de darle cada mañana de comer a una ardilla. Iker es muy niñero y se pasa horas con ella y sus amigos del cole, jugando. ¡Se inventa unas historias! Yo soy más protectora, más cariñosa y nada normativa. Alma es muy responsable, como su padre de niño.

iker-jimenez-hija

¿Es verdad que dormís juntas?
Así es. A su pobre padre lo hemos relegado a otra habitación (risas). Empezó durmiendo en la cuna, luego se pasaba a nuestra cama y dormía en medio, y ahora…

¿Te haría ilusión tener más hijos?
No. El ritmo de vida que llevamos no me lo permite y, además, el parto no fue estupendo. Yo hice mucho ballet y tengo los músculos tan desarrollados que no dejaba salir a la niña. Y encima me dejó mucho dolor de espalda.

¿Es cierto que Iker nunca va con dinero ni lleva móvil y tú le compras todo, incluida su ropa?
Iker es un desastre y encima le da lo mismo (risas). Es igual que su padre. Nunca lleva un duro. Es poco práctico y como ya se lo hago yo todo… Vive en su mundo. Él no usa móvil y yo llevo tres. ¡No se sabe ni el pin de las tarjetas! Los viajes los organizo yo siempre. Ya le digo que como me pase a mí algo…

carmen-porter-libros

En casa tenéis una biblioteca de 25.000 volúmenes. ¿Eres una lectora compulsiva?
Ahora menos, tal vez por el uso de internet. Antes siempre acababa un libro que empezaba y ahora no. Leo bastante novela, pero en casa tenemos todo tipo de temas: terrorismo, espiritualidad, religión, libros antiguos que colecciono sobre el demonio… Los coleccionistas nos llaman cuando ven algo interesante, libros que estuvieron prohibidos.

¿Por qué esa atracción por el diablo?
Porque la historia de terror que nos han vendido está tan metida en nuestros genes, que el conocer de dónde viene y leer los tratados antiguos de cómo lo veían, era un reto para mí. He escrito incluso un libro sobre el tema, La iglesia y sus demonios.

El día de tu 41 cumpleaños subiste un vídeo a Twitter escuchando en el coche a Amaral. ¿Qué otros cantantes te gustan?
La gente nos ve tan serios en el programa que creen que sólo escuchamos música cósmica y nos pasamos el día hablando de la guija. Pero Iker y yo somos normales. Nos gusta escuchar música y bailar en el coche al ritmo de Rumba 3, mucho flamenco… Pero no vamos a conciertos.

carme-porter-cocina

¿Qué otras aficiones tienes?
Me gusta cocinar; en casa siempre cocino yo y soy buena anfitriona con mi familia y mis amigos. Somos tres hermanos, una vive en Madrid y mi hermano vive en Alicante con mi madre, que es farmacéutica. También me gusta el baile desde jovencita; hacía dos horas de ballet clásico, dos de moderno, dos de jazz… Tanto que pensé en dedicarme a la danza de forma profesional. Y me gusta hacer collares, bolsos y restaurar muebles. Todo lo que tiene que ver con la creatividad me relaja. Y soy muy decidida para los viajes de aventura, aunque disfruto mucho en Ibiza.

DE UN SORBO
¿Te gusta el café? He sido muy cafetera, pero ahora sólo tomo uno. Pero no desayuno más que una coca cola light porque no me entra nada por la mañana.

¿Te levantas de buen café o de mala leche? Soy ave nocturna, pero me tengo que levantar por narices porque mi hija ha empezado el colegio este año.

Un pensamiento antes de dormir. Como duermo con la nena, le leo un cuento o le digo lo que hacía cuando era pequeña. Y cuando se duerme aprovecho para leer correos que me llegan del trabajo. Y para desconectar veo una serie de televisión.

¿A quién invitarías? A mi padre, que falleció y me gustaría volver a tomar un café con él como hacía antes. Era un hombre muy culto y hablábamos mucho. Contaba la historia como un cuento.

¿A quién no le darías ni agua? A todo el mundo le daría agua. Precisamente porque el que hace el mal o lo desea para otros, le revierte.

Si el café te diera súper poderes… Querría volar. Pero no me llama la atención la adrenalina que produce tirarme en paracaídas o similar.

Recomiéndame un buen libro para un buen café. El alquimista, de Coelho.

Pide un deseo. Acabar con el terrorismo en el mundo.

un-cafe-con-carmen-porter

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Y además...