Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Él mismo explicó los motivos en su cuenta de Facebook

Willy Toledo, procesado por cagarse “en Dios y en la Virgen”

El actor tendrá que enfrentarse a un juicio por blasfemia contra Dios y la Virgen, unos comentarios que escribió en Facebook en 2017 y por los que fue denunciado por un supuesto delito contra contra los sentimientos religiosos.

Redacción
Imprimir

Willy Toledo, procesado por cagarse “en Dios y en la Virgen”

Tras llevar a cabo la orden de detención -el pasado 13 de septiembre- por no presentarse a declarar hasta en dos ocasiones ante el juez, Willy Toledo se vio obligado a explicar el comentario que escribió en su muro de Facebook, allá por julio del 2017, detonante por el cual ahora el actor será procesado tras la denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Willy Toledo foto

El propio Willy Toledo puntualiza el motivo por el que el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid lo ha procesado: “Estas son las frases: “yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y la virginidad de la Vírgen María” y “me cago en la Vírgen del Pilar y me cago en tó lo que se menea”.

Dicho texto lo escribió el actor, hace ahora más de un año, para criticar el juicio oral que se le había abierto a tres mujeres por ser las responsables de la llamada Procesión del Coño Insumiso de Sevilla. Concretamente, estas fueron sus palabras:

Willy Toledo publicación

Y aquí la última carta abierta de Willy Toledo, explicando su situación actual:

Acabamos de recibir la resolución del juez tras tomarme declaración el pasado día 13 de septiembre.

El señor magistrado considera que, una vez revisadas por la policía cientos de mis publicaciones en mi muro de Facebook, existen dos expresiones extraídas de ellas que podrían ser constitutivas de un delito contra los sentimientos religiosos pues “contienen frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes”.
Estas son las frases: “yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y la virginidad de la Vírgen María” y “me cago en la Vírgen del Pilar y me cago en tó lo que se menea”.

Como lo leen.

Habiendo sido pillado por la fiscalía y los implacables Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en plena comisión de mi aberrante e intolerable crimen, el asunto queda de la siguiente manera: si la fiscalía o los denunciantes deciden que mi delito ha de ser llevado a juicio, la democracia borbónica juzgará a un individuo por un delito de BLASFEMIA.

Seguimos.

De momento, en palabras de mi abogado, esto es todo lo que tenemos que decir:

NOTAS DE ENDIKA ZULUETA, ANTE EL AUTO DE CONTINUACION DE LA CAUSA CONTRA GUILLERMO TOLEDO.

El Juzgado de Instrucción nº 11 de Madrid ha notificado un auto en que, lejos de archivar las actuaciones, ordena dar traslado al Ministerio Fiscal y resto de las acusaciones, a fin de que formulen acusación, soliciten el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, que se practiquen nuevas diligencias. El Juez considera que los siguientes mensajes publicados en Facebook por el Sr. Toledo pudieran ser constitutivos de un delito contra los sentimientos religiosos: “Yo me cago en dios, y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santísima trinidad y virginidad de la Virgen María” “Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea”.

El juez fundamenta su resolución en que “los mensajes contienen frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes y, por ello, indiciariamente subsumibles en el delito del artículo 525 del C.P.”. Añade que dichos mensajes “pudieran no estar amparados” por la libertad de expresión. Se dice que los mensajes del Sr. Toledo “contienen frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes”, olvidando que el Código Penal de un Estado aconfesional no está para proteger religión alguna, lo que sí sucedía en el Código Penal de la dictadura militar franquista, donde el artículo 6 del Fuero de los Españoles de 1945 declaraba que “la profesión y práctica de la Religión Católica, que es la del Estado español, gozará de la protección oficial”, y el Caudillo lo era “por la gracia de Dios”.

Las expresiones escritas completas por el Sr. Toledo eran las siguientes: “Yo me cago en dios y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santísima trinidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. VIVA EL COÑO INSUMISO. Muy buenas y muy españolas tardes”. Esta expresiones son realizadas en el contexto de una crítica política sobre una decisión judicial en Sevilla que ordenó abrir juicio oral contra unas personas que participan en determinada procesión (llamada del coño insumiso), y adjunta una foto de la misma. “Me cago en el 12 de octubre, me cago en la fiesta nacional (yo me quedo en la cama igual, pues la música militar nunca me supo levantar). Me cago en la monarquía y sus monarcas. Me cago en el “descubrimiento”. Me defeco en los “conquistadores” codiciosos y asesinos. Me cago en la conquista genocida de América. Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea. Nada que celebrar. Mucho que defecar. Boas noites”. Estas expresiones, del día 12 de octubre de 2015, se realizan en el contexto de una crítica política a la “celebración” del llamado “día de la hispanidad”, y al hecho de realizar ese mismo día un desfile militar.

Las expresiones escritas por el Sr. Toledo están dentro del ámbito de la sana crítica política, con un evidente sentido satírico, lo que se aprecia con la simple lectura de los textos en el contexto en que son realizadas. Dentro de un Estado que se entienda Democrático, la sana crítica política, por ácida que está sea, debería estar amparada por la libertad de expresión, y no se debería criminalizar el pensamiento disidente, y la expresión de dicho pensamiento.

En un Estado democrático, en materia de libertad de expresión, las formas pacíficas y no violentas no pueden estar criminalizadas y amenazadas con aplicación del Código Penal, cuya única finalidad es la disuasión sobre su ejercicio, es decir, promover la autocensura de lo que se dice, y de lo que se piensa.

El hecho de que el Ministerio Fiscal interpusiera denuncia contra el Sr. Toledo por considerar que lo que éste escribe (es decir, lo que el Sr. Toledo piensa), puede ser delictivo; y que un Juzgado haya considerado ahora igualmente, que lo que escribe el Sr. Toledo (es decir, lo que piensa), puede ser constitutivo de delito, y puede abrirse juicio contra el mismo, implica clara y rotundamente que en este país se está criminalizando la libertad de expresión, y lo que es tanto o más grave, la libertad de pensamiento”.

LA LUCHA SIGUE

Las primeras reacciones de personas relacionadas con el mundo de la televisión, el teatro o el cine a esta decisión del juez:

 
 
 
Etiquetas: Willy Toledo

Te puede interesar

Ver más articulos