Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Miércoles 12 de septiembre, a las 22.45, en Cuatro

'Misión exclusiva', con el paparazzi Sergio Garrido

Tras siete años de paparazzi, Sergio Garrido nos desvela las claves de su oficio en este nuevo espacio de reportajes. En la entrega de hoy su objetivo en Ibiza es el cantante Luis Fonsi y el millonario italiano Gianluca Vacchi.

Alicia Mingo
Imprimir

Misión exclusiva

El día a día de un paparazzi en verano. Ese es el gancho de Misión exclusiva, el espacio de reportajes de Mandarina (Viajeros Cuatro) que ha acompañado al veterano cazador de famosos, Sergio Garrido, durante dos meses en Ibiza.

Pasas de retratar a ser retratado. ¿Costó convencerte para esto?
No. Siempre he querido mostrar mi forma de trabajar. El año pasado me grabé, lo presenté a la productora, les encantó y aquí estamos. Sale todo, desde que me levanto hasta que me acuesto.  

¿Qué exclusivas tuyas del verano vamos a ver?
Un montón. Cristiano Ronaldo, Cher, Katy Perry, Leonardo DiCaprio, Rafa Nadal…

¿La más difícil?
Cristiano; tuvimos que hacer de todo para conseguir las fotos. Se me resistió una actriz internacional. Pero lo veréis todo.

ronaldo

¿Cómo es el proceso?
El 80 por ciento de una exclusiva está en la información de su ubicación. A partir de ahí, organizo el seguimiento.

¿Quiénes son tus ‘chivatos’?
Para cubrir toda la isla, tengo ‘ojos’ en todos los lados: guardias civiles, policías, los que alquilan coches, hoteles, villas… , e incluso azafatas de vuelo.

¿Medio de transporte más raro?
Cualquiera: quarks, lanchas, motos de agua, motos, coches… El año pasado, siguiendo a Isabel Pantoja, cambie cuatro veces de auto, y una quinta a una moto.  

¿El verano ibicenco es una mina?
Con Nueva York, es la mejor plaza, pero dura de trabajar. Muchos días, esperas, guardias… y dinero que se pierde en el camino.

¿Heridas de guerra?
Bastantes. Me he jugado la vida muchas veces en la moto, porque iba al máximo. ¡Un novio de Kate Moss nos disparó desde una villa! Suerte que no nos dio.

mision

¿Cuánto llevas en el oficio?
Siete años. Me aburría como empresario de la noche y deseaba viajar; un amigo me sugirió que cogiera una cámara. Empecé en Barcelona, con Shakira y Urdangarin.

¿La exclusiva que te enorgullece?
Isabel Preysler y Vargas Llosa besándose en Nueva York. Fue portada del Hola.

¿Te habrás hecho de oro?
No; porque hay meses que no logras nada. Además, antes se vendía todo y ahora no; esta profesión es como una ruleta: apuestas por un tema y a lo mejor no se vende.  Uno top en Ibiza ronda los 30.000 euros y otros se quedan en 500.

¿Mejorará el espacio la imagen del paparazzi sin escrúpulos?
Veréis que, como en todo, los hay buena y mala gente. Yo trabajo con mucho respeto, no me gusta hacer lo que no quiero que me hagan.

¿En invierno dónde haras ‘click’?
Sobre todo en Nueva York, y en Sevilla, donde resido.

¿Te gustaría tener una silla en ‘Sálvame’ como Gustavo González?
¿Por qué no? Me muevo bien en mi ámbito, lo controlo, y en un plató se está mejor que en una guardia.

Te puede interesar

Ver más articulos