Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Acompañamos a la Guardia Civil y al equipo de DMAX a una jornada en el aeropuerto de Madrid

‘Control de fronteras’: Los vigilantes de la aduana

¿Cómo escanean las maletas? ¿De dónde viene la droga? ¿Qué es lo más extraño que han encontrado?

Roberto Cabezas / Fotos: Guillermo Jiménez
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

‘Control de fronteras’: Los vigilantes de la aduana

Con 50 millones de pasajeros al año, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas es un hervidero diario de maletas, que vemos cada miércoles en Control de fronteras (a las 22,30 h en DMAX) y que pone a prueba la pericia de la Guardia Civil para detectar drogas, animales exóticos, armas, dinero negro… Teleprograma.tv ha pasado una jornada con sus agentes –más de 400 trabajan allí–, y así es como se coordinan.

“Por seguridad”, según advierte uno de sus portavoces no se permite identificarlos. “Los equipajes se escanean de forma automática y, si se detecta algo sospechoso, se derivan a un compañero, que la abre en presencia del propietario”. A menos que sea un explosivo, que pasa a un área restringida. Las horas más intensas son entre las seis de la mañana y las cuatro de la tarde, cuando llegan “los vuelos calientes”, dicen Raúl Barbas y Dani Salas, redactor y cámara del programa.

control-de-fronteras-camaras

“Latinoamérica y Norte de África son los lugares de origen más problemáticos y la cocaína, la droga más habitual”, explica un veterano con 25 años de experiencia en aduanas. Nos cuenta que ha encontrado de todo, desde “angulas en bolsas de agua hasta un pequeño gorila, vestido como un niño y metido en un carrito”.

El volumen de trabajo es tan alto como son capaces de dar abasto. “Por ley solo podemos inspeccionar un diez por ciento, de lo contrario paralizaríamos el aeropuerto”, lamenta.

control-de-fronteras-escaner

En pareja, como la Guardia Civil, Raúl y Dani, del equipo de Control de fronteras, tienen sus ‘trucos’ para no arruinar una operación: “Cuando hay un sospechoso de ocultar algo, bajamos la cámara para no alertarle…”. Y si un detenido no quiere salir, le informan 
de que pixelarán 
su rostro. “Cuando arrestamos a alguien, nuestra obligación es proteger su intimidad y comunicarle sus derechos”, afirman 
los agentes.

control-de-fronteras-policia

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos