Diezminutos.es
TV
Buscador

La primera entrega, el martes en prime time

‘Proyecto Bullying’ llega a Cuatro “violado y desfigurado” pero con su mensaje “intacto”

“Lo vamos a emitir por coj…”, ha afirmado Paolo Vasile, el Consejero Delegado de Mediaset. Las imágenes están tan sumamente distorsionadas para seguir todas las pautas de la Fiscalía de Menores que solo lo emiten por la importancia de la causa, ya que como producto televisivo no cumple los estándares.

Gonzalo Cordero
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

‘Proyecto Bullying’ llega a Cuatro “violado y desfigurado” pero con su mensaje “intacto”

“Lo vamos a emitir por cojones”. La frase literal de Paolo Vasile, el Consejero Delegado de Mediaset España, deja claro que todo lo relacionado con el programa Proyecto Bullying se ha convertido en una cosa personal. No tanto por él mismo, que también, sino por la causa que implica. El mensaje de la cadena, del presentador –Jesús Vázquez– y de la productora –Verve Media– es que el acoso escolar es un problema tan grave y tan poco abordado por las instituciones y la sociedad en general que los jueces y fiscales no deberían ser tan estrictos en la aplicación de la ley –se refiere a la protección de la imagen de los menores– si esta perjudica campañas de sensibilización como la que lanza este programa.

proyecto-bullying-vasile

Rebobinemos: el conflicto con Proyecto Bullying se desató el pasado mes de junio, cuando Cuatro anunció su estreno. La Fiscalía de Menores solicitó ver qué tipo de imágenes se iban a emitir y al comprobar que había grabaciones con una cámara oculta –en la mochila de la discordia, que sí se ha utilizado en el formato original en Holanda– dentro de centros escolares ordenaron que no se emitiera. Varios colegios implicados también se unieron a poner todo tipo de trabas. Al final de ese proceso, la Fiscalía dio una serie de pautas sobre lo que era emitible y lo que no y la productora del programa las ha seguido a rajatabla en la versión ‘reformulada’ que se estrena el martes: no solo no se ve la cara de ningún niño –antes sí se veía a la víctima y a los compañeros de colegio que lo habían autorizado– ni se identificará ningún colegio, sino que todas las voces de los menores están distorsionadas, tampoco se le ve la cara a sus familiares adultos y, lo que es todavía más llamativo, no se ubica ni siquiera dónde están.

proyecto-bullying-no-se-ve

De esta manera, lo que verá el espectador durante muchos minutos será, por ejemplo, a Jesús Vázquez hablando con una persona desenfocada de pies a cabeza y sin nombre, en un escenario distorsionado que parece de animación y con una voz robótica. De ahí que los responsables de Mediaset sean perfectamente conscientes que será difícil que el programa funcione en términos de audiencia. “Presentamos un producto desfigurado, violado por las instituciones y los colegios… Como si le hubieran tirado ácido a la cara –argumenta Vasile, en clara referencia a otro tipo de violencias que se viven en esta sociedad y que los medios pueden tratar de otra forma porque ha habido avances– Si fuera otra cosa no lo emitiríamos porque hasta un piloto hecho con un móvil tiene más calidad, pero lo vamos a emitir por coj… para que la gente pueda ver lo que las instituciones quieren ocultar”. “Por supuesto me da mucho coraje porque la primera versión estaba impecable –reconoce Jesús Vázquez–. Le agradezco los coj… a Paolo porque, aun en estas condiciones, el mensaje sigue intacto. Como en todas las luchas, los primeros pasos son duros y te llevas golpes, pero estamos empezando a avanzar como hace 20 años ocurrió con la violencia de género”.

Mediaset asegura que ha introducido todos los cambios que exigía la Fiscalía, pero esta entidad no ha visto la nueva versión. Aunque desde la cadena consideran que ya no queda ni el más mínimo rastro de lo que antes censuraban, por lo que hasta bromean sobre una posible segunda prohibición. “Puede que el martes vengan a confiscarlo con una moto o en helicóptero… Si aterriza uno en la final de Gran Hermano, por qué no lo van a hacer ellos”, afirma Vasile, que insiste en su determinación para emitirlo: “Ahora está como una película de ciencia ficción, podría estar en España o en Saturno, pero si no les basta lo emitiremos con toda la imagen negra; esta historia la vamos a contar”.

mochila-proyecto-bullying

En cuanto al programa en sí, las cuatro entregas siguen la misma pauta: primero se conoce a la víctima de acoso; después se le invita a llevar durante unos días una mochila con una cámara; a continuación, tanto la víctima como la familia ven las imágenes de los insultos y vejaciones; el siguiente paso es implicar a los centros, que es donde se han encontrado un muro infranqueable –“Solo un director se prestó a recibirnos pero después decidió no ayudarnos”, cuenta Jesús con resignación–; la alternativa es reunir a un grupo de alumnos y padres de ese centro para ver esas imágenes; por último, se ven las consecuencias, que parecen positivas: la víctima se siente más respaldada y liberada. Y como ‘momento expansivo’, ganan autoestima con personajes conocidos implicados en la causa, como Vanesa Romero (La que se avecina) o los integrantes de Auryn.

proyecto-bullying-auryn

La realidad, sin embargo, no siempre tiene un final feliz: de los cuatro menores que han participado en el programa, dos se han cambiado de centro. Uno por voluntad propia, y otro ha sido “recolocado” en un centro cercano. El propio Vasile cuenta que contactó personalmente con Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, porque una de las niñas que había participado en el programa había sido apartada de su colegio: “La niña acosada acabó castigada… Cifuentes se movió inmediatamente y se arregló la situación, pero solo porque lo hizo ella, porque no salió de la institución implicada”.

Así las cosas, no parece probable que se vayan a grabar más entregas –“Dependerá de la factura de los abogados”, ironiza Vasile– pero los responsables de Proyecto Bullying confían en que se logre el objetivo de fondo: fomentar un debate a todos los niveles sobre el acoso escolar. A ello está contribuyendo la exitosa campaña Se buscan valientes, con un gran impacto en redes sociales del rap de Langui que ha motivado acciones de todo tipo en colegios e institutos: “Esta mañana me ha llamado una amiga para contarme que en su colegio muchos alumnos llevan pulseras que los identifican como ‘brigada antibullying’, que velan porque no haya acoso. Me quedo con ese movimiento que no van a poder parar ningún colegio ni ninguna fiscalía. Los niños han tomado el poder”.

 

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Y además...