Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

El conflicto, paso a paso

¿Qué pasa con ‘Pasapalabra’?

La sentencia recurrida por Telecinco sobre cuánto y a quién tiene que pagar por los derechos del concurso ha sacado a la luz una lucha entre cadenas y productoras de varios países que viene de lejos, pero que no afectaría a la emisión España.

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

¿Qué pasa con ‘Pasapalabra’?

¿Qué es lo que ha pasado con Pasapalabra? Se lo preguntan muchos de los millones de seguidores del concurso de Telecinco ante la aparición de artículos en diversos medios sobre juicios, multas y condenas que afectan al programa. ¿Significa que lo van a quitar? ¿Cuál es el conflicto de fondo? Vamos a intentar responder a todas esas preguntas haciendo un poco de ‘historia’ de la tele.

El origen de lo que hoy conocemos como Pasapalabra fue un concurso creado por la cadena británica BBC en 1996, titulado The Alphabet Game: concursantes anónimos participan junto a parejas de famosos en diversas pruebas con la lengua como protagonista. El programa no duró ni un año en antena.

 

2 años después, en 1999, el Canale 5 italiano, propiedad de Mediaset, adaptó ese formato y le dio el nombre de Passaparola, con ‘el rosco’ final como seña de identidad, una idea, y ya veremos más adelante que esto es clave, supuestamente desarrollada por una productora holandesa. El programa fue un éxito y se exportó muy pronto a varios países, incluido España: así, Antena 3 estrenó el concurso en el año 2000 con Silvia Jato al frente, y permaneció en esa cadena hasta 2006; un año después, Telecinco se hizo con los derechos y lo emite con éxito desde entonces con Christian Gálvez como presentador.

Hasta ahí todo claro. ¿Cuál es el lío entonces? El conflicto está donde empezó todo, en Reino Unido: el grupo empresarial ITV gestionaba los derechos internacionales de The Alphabet Game desde que llegó a España, donde se los vendió a la productora Boca a boca. Esa productora perdió los derechos en 2009 y entonces fue la propia ITV la que produjo el formato directamente en España con Telecinco.

Un año después, en 2010, Mediaset recibió varios requerimientos por parte de la productora holandesa a la que hacíamos referencia, MC&F Broadcasting Productions and Distibution CV, y se percataron de que ITV no era propietaria del título del programa, Pasapalabra, ni de El rosco. Como no estaban incluidos en los derechos del formato original, Telecinco temía perder el concurso, así que rompió con ITV y empezó a producir el programa sin ellos: cambió la mayor parte de las pruebas y desde entonces firma en los títulos de crédito que está basado en otro formato, titulado 21x100, propiedad de esa productora holandesa, la ‘inventora’ del rosco.

21x100

ITV denunció entonces a Mediaset, en 2010. En 2014, un tribunal español dio la razón al grupo británico: Mediaset debería pagar por esos 4 años en que había emitido el programa sin pagarles a ellos. Le pedían entonces 17 millones de euros. El grupo de Telecinco recurrió. Y llegamos a septiembre 2016: el juez se ratifica y da de nuevo la razón a ITV, pero reduce la multa 5,4 millones más lo que se haya generado desde 2012. Mediaset ha anunciado que volverá a recurrir esa sentencia ante el Tribunal Supremo y enfatiza su posición: lo que determina la identidad del concurso es el nombre y el rosco, y esos dos elementos pertenecerían a la productora holandesa y no a ITV, por lo que, según ellos, están pagando los derechos a su legítimo propietario.

Por otro lado, la cadena ITV estrenó su nueva versión, titulada Alphabetical. Se nutre de la evolución que ha tenido el concurso durante todos los años que se ha emitido sobre todo en España –en el resto de países, el éxito no ha sido tan sostenido en el tiempo–, con el rosco final tal y como lo vemos aquí, con la única diferencia de que los concursantes, cuando no saben una respuesta, tienen que decir “alphabetical” en lugar de “pasapalabra”.

alphabetical

Al final, la pregunta clave es: ¿quién merece llevarse los derechos por Pasapalabra? ¿Los creadores del concurso original? ¿Los que supuestamente inventaron el nombre y el rosco? Los tribunales por ahora se decantan por la primera opción… Pero lo que le interesa al espectador es si estas decisiones pueden afectar la emisión del programa en Telecinco. Y, aunque no hay respuesta oficial por parte de la cadena, parece claro que, tenga que pagar la multa o no, hará lo posible por mantener uno de sus éxitos más sólidos, que cada día está entre los cinco programas más vistos de la televisión.

Etiquetas: Pasapalabra

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos