Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Producido por Mediaset en colaboración con ACNUR

‘La niña bonita’: una historia de esperanza para los refugiados

Este emotivo documental hila las vivencias de dos refugiadas: Hala, una joven siria que reside en Alemania; y Mirta Drago, la actual Directora de Comunicación de Mediaset, que en su juventud tuvo que salir de su país natal, Argentina, por motivos políticos.

Mercedes Arroyo
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

‘La niña bonita’: una historia de esperanza para los refugiados

Hala tiene 15 años y desde hace unos meses reside con su familia siria en Alemania, pero hasta llegar al soñado país europeo, su madre y sus tres hermanos han sufrido el calvario de ser refugiados en varios campos, el último, en el norte de Grecia. Un historia similiar, también a los 15 años, vivió Mirta Drago. Para los espectadores es una mujer anónima, pero en el mundo de los medios es un nombre clave porque desde hace años trabaja como Directora de Comunicación en Mediaset. Exiliada de su país de origen, Argentina, por motivos políticos, Mirta tuvo que refugiarse unas semanas en la embajada argentina en Chile durante el golpe de estado de Pinochet en 1973, para después poder volver a su país y, con los años, a España.

El documental La niña bonita, dirigido por la hija de Mirta, Julieta Cherep, de quien partió toda esta iniciativa, recoge estas dos historias. Se puede ver en la web laniñabonitadocumental.com, con una plataforma para poder donar y colaborar con Acnur, también en Mitele.es y en abierto el miércoles 15 de marzo a las 22.30 h en Be Mad, con motivo del sexto aniversario del inicio de la guerra de Siria.

 

Esta cinta va mucho más allá del mero documental, según explica Mirta. “Queremos también contribuir con el Comité Español de Acnur, que preside Matilde Hernández y en el que yo también colaboro, para recaudar fondos para los refugidados, que se estima en 66 millones de personas en todo el mundo, y que han tenido que huir de sus países en guerra. Gracias a ellos pudimos acceder al campo en el que vivía Hala, en el norte de Grecia con su familia, para rodarlo”.

la-nina-bonita-mediaset

Dos vidas, en épocas, países y conflictos distintos, unidas por el desarraigo y la esperanza, que Julieta Cherep, la hija de Mirta, junto a un gran equipo de jóvenes profesionales que ha trabajado de manera desinteresada, ha condensado e hilado en este bello metraje. “Desde el principio me sentí identificada con la familia de Hala, y Julieta se unió a ese circulo con su gran entusiasmo y entrega, algo que se ha recogido en el documental. Mi encuentro con Hala en el campo de refugiados fue como si nos conociéramos de toda la vida. Tuve una gran identificación con ella. Me dijo que iba a ser su madre y, desde luego, ella mi ahijada. También tuve mucha conexión con su madre, una mujer fuerte que tuvo que dar estabilidad a la familia en una situación tan complicada como la que vivieron en Grecia”, explica. 

El germen de la historia surgió de las vivencias adolescentes de Mirta, pero luego fue creciendo poco a poco. “La idea fue mía, aunque al principio fue una historia pequeña para mover en redes sociales”. Pero su hija vio que se podían plasmar algo más que unos meros recuerdos familiares. “A raíz de esa idea pensé en hacer algo mucho más grande, un documental. En Grecia, las imágenes de los refugiados me recordaba a la historia que me había contado mi madre muchas veces. Tengo que reconocer la gran valentía que ha tenido para contarlo. Y lo que también me ha sorprendido mucho fue la cascada solidaria que surgió cuando se lo conté a mis amigos y compañeros, gente de la televisión que ha entregado su corazón a este documental”, explica Julieta Cherep, una joven directora y guionista que comparte con su madre el amor por la comunicación, pero detrás de la cámara.

la-nina-bonita-acnur

Hala, que por fin vive en Alemania con su familia, donde planea estudiar enfermería e ingeniería informática, quiere lanzar con este documental, que se incluirá en la campaña de Mediaset 12 meses, un mensaje que llegue a los corazones que todos aquellos que lo vean. “Que se cierren las fronteras a las armas que pasan a mi país igual que se le cierran las puertas a muchos refugiados. Me gustaría también ayudar a otra personas en mi situación y volver algún día a Siria”, explica. Su madre, pieza importante de esta cinta, también anhela “que sus voces con el documental lleguen a todo el mundo y que en su país se pueda estar mejor. Ahora en Alemania mi vida es distinta y espero que muchos refugiados como nosotros puedan al fin reunirse con sus familias”.

La colaboración entre madre e hija no ha podido ser más fructífera. Aunque han tenido sus momentos de tensión –“porque las dos tenemos mucha personalidad”, dicen cómplices–, sienten que también las ha unido aún más: “Somos mujeres con carácter, y a veces hemos chocado, porque mi madre no se quería exponer mucho y yo tiraba de eso. Pero ha sido una experiencia estupenda”, resume Julieta. “Es curioso, pero todas nuestras discusiones siempre acababan cuando Juliteta me decía: ‘confía en mí, mamá’”, reconoce Mirta que, por primera vez, habla de esa difícil adolescencia: “Me he dejado llevar… Y he hablado abiertamente de mi experiencia en Chile y de las emociones que me produjo”.

la-nina-bonita-documental-refugiados

Los ocho meses que Hala y su familia estuvieron en el campo de refugiados de Grecia no dejaron de soñar con reencontrarse algún día con su padre en Alemania, y solo ese gran deseo, que el documental recoge de una manera muy emotiva, no les hacía no tirar la toalla. “Primero pensamos que nos reuniríamos en un mes con él, pero no fue tan fácil. Luego fuimos a Turquía, y tampoco lo tuvimos sencillo, y después llegamos a Grecia, donde no pasaba el tiempo. Al principio no conocíamos a nadie en el campamento, pero luego empezamos a conocer gente y ver cómo podíamos salir de ahí”. Cuando conoció a Mirta, Hala también se vio reflejada e indentificada con ella, y desde ese momento hablan todos los días. Una bonita relación y una dura lección de supervivencia que quedará para siempre recogida en el documental La niña bonita.

mirta-drago-la-nina-bonita

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos