Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Segunda temporada, los martes a las 23:20 en TNT

Juan Diego Botto y Michelle Dockery suben la temperatura en ‘Buena conducta’

Atractivos y oscuros, forman una de las parejas más sensuales de la televisión. ¡Y estaban locos por volver a encontrarse!

Óscar Cabrera
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Buena conducta

“Esperaba que estuvieras aquí”, decía el asesino profesional argentino Javier Pereira (Juan Diego Botto), y la ladrona de hoteles Letty Raines (Michelle Dockery), en libertad condicional, contestaba: “Pues aquí estoy”. Y juntos huían  en coche con Jacob (Nyles Steele), el hijo de Letty, mientras se oía de fondo una versión lenta de Go Your Own Way (‘Sigue tu propio camino’), de Fleetwood Mac.

Así acababa el último capítulo de la primera temporada de Buena conducta, la serie de TNT que unía romance, sexo e intriga en una fórmula de moderado éxito 
–742.000 espectadores de media en EE.UU– que sin embargo ha merecido una renovación gracias a unos fans entregados a la química entre dos actores en teoría muy diferentes: Michelle Dockery, en un papel de adicta bastante alejado de la exquisita Lady Mary de Downton Abbey, y Juan Diego Botto, de genética latina como español nacido en Buenos Aires.

buena-conducta-3

“Esta segunda temporada tiene una clave: Letty quiere formar una familia –explica la actriz inglesa– porque se ha asegurado la custodia de su hijo y, además, ha impedido que el FBI capture a Javier, así que el futuro es suyo, pero tienen que seguir huyendo”.

Él lo confirma en Wilmington, Carolina del Norte, donde se graba la serie y en la que reside con su pareja y su hija desde el final de la primera temporada: “Ambos intentan subirse a una vida normal, pero les va a resultar difícil porque Javier tiene trabajos pendientes, es decir, asesinatos por encargo, y ella no puede evitar seguir robando, ya que siempre ha vivido al límite. Además, la agente del FBI Rhonda Lashever –Ann Dowd, ganadora del Emmy este mismo año por El cuento de la doncella– les pisa los talones”.

buena-conducta-4

Hacía seis meses que ambos no se reencontraban, un tiempo de nervios mientras esperaban la confirmación de la segunda tanda. Michelle explica el corto impás: “Solo tuve un mes de descanso después de Downton Abbey, así que cuando me llamaron de nuevo los productores Chad Hodge y Blake Crouch, ya estaba tranquila y preparada para todo”.

Juan Diego Botto: “El mundo de la televisión es así, sabes que en las series tu personaje es más amplio y da más de sí, pero también tienes menos tiempo para prepararlo y sobre todo vives la incestidumbre de si el año que viene seguirás con él”. La actriz aprovechó el parón para participar en una película (El sentido del final), en el capítulo cuarto de la tercera temporada de Angie Tribeca y, sobre todo, en practicar el acento americano y disparar un rifle en Godless, la próxima serie estrella de la plataforma Netflix, que veremos a partir del miércoles 22.

El actor de 42 años tampoco paró tras su vuelta a la televisión, dos décadas después de su debut en Las nuevas aventuras del Zorro, incluyendo un regreso a Madrid para su breve papel en Pulsaciones, emitida en Antena 3 hace casi un año. “Matriculamos a nuestra hija en Estados Unidos, así que, mientras ella va al colegio, aprovecho para ultimar una obra de teatro que espero esté lista a principios de año, un proyecto de cine para otoño y un guión que he escrito y que estoy moviendo para dirigir… Pero siempre teniendo la tercera temporada de Buena conducta en el horizonte”.

buena-conducta-2

Por ahora, hay suerte. Estrenada en EE.UU. el pasado 15 de octubre, las nuevas aventuras de Letty y Javier –los han comparado con Bonnie y Clyde–, han sido bien recibidas por la crítica y el público, sorprendidos ante una escena de sexo bastante explícita como principio de todo. Juan Diego Botto explica la relación: “Cualquier momento con Michelle es genial porque siempre es un placer trabajar con ella, es rápida, muy profesional y tiene un sentido del humor muy británico que los productores han aprovechado muy bien”. ¿Su secuencia favorita con ella? Nada que ver con el sexo: “Un diálogo en el primer capítulo en un garaje que resumía sus caracteres: discuten pero se aman… no queríamos acabarlo”.

No es el único reencuentro: “Todo el equipo continúa, incluso mi hermana María, y estar con ella en EE.UU. es un placer. Los productores me dijeron si conocía a alguna actriz hispana que pudiera encarnar a la hermana de Javier… ¡Y ya lo creo que la conocía! Tras muchas pruebas, se reunió conmigo”.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos