Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Nos colamos en la grabación del thriller policiaco de Javier Gutiérrez en La 1

'Estoy vivo': las 'pistas' del rodaje

Mientras las secuencias de acción se ruedan en las calles del madrileño barrio de Vallecas, con especialistas, las sobrenaturales son en plató, donde el equipo de efectos especiales lo borda todo. Así se graba 'Estoy vivo', una de las series de año.

Alicia Mingo | Fotos: Raúl Guerrero
Imprimir

Estoy vivo

No hay tregua en el rodaje de Estoy vivo. Hoy toca secuencia de acción en las calles de Vallecas, donde se ubica la serie. El equipo, de 40 personas y 30 figurantes está listo para empezar a las nueve de la mañana. Supertele ha querido compartir con ellos esta jornada de trabajo que se prolongará hasta las seis de la tarde.  

Márquez (Javier Gutiérrez) persigue al testigo de un asesinato, clave en el caso sobrenatural de la temporada. El tipo huye en moto y luego a pie, y nuestro actor se lanza a una veloz carrera. “Javier está en buena forma, y es muy perfeccionista; siempre pide otra toma 
si piensa que puede dar más de sí”, dice David Molina, director.

vivo-la-1

Lo hemos visto desplomarse herido, quemarse y caer de una azotea. “Las secuencias de más riesgo requieren especialistas, y doblar las tomas –con él y con su doble–; en caracterización se ‘hacen’ las heridas; y en las explosiones, un experto en efectos digitales asiste a los directores –del filme y de fotografía–, para mayor espectáculo”.

Mientras, otro equipo rueda en el plató de Globomedia, donde se reproducen el interior de las casas y la comisaría, cuya fachada es la de la localidad de Parla. La del domicilio de Márquez está en Chueca; la del bar, en la calle de Serrano; y el edificio Victoria, en La Latina.

vivo

En esta localización se ubica la gran trama de esta tanda de terror, y con fantasma incluido: Ángela, interpretada por Laura Quirós, actriz de ocho años que encarna a la hija de Mercedes (Ruiz Díaz) en Vis a Vis. “Trabajar con niños requiere paciencia. Pero Laura es especial, muy inteligente, un portento; entiende a la primera nuestras indicaciones y los matices; no precisa mímica ni explicaciones simples”.

Mezcla de géneros
Los directores Jesús Rodrigo 
–también productor ejecutivo–, Oriol Ferrer y Molina, se encargan de su propio capítulo: “Eso incluye la preproducción y el montaje, como si fuera una película. Mientras grabamos, en edición se hace un premontaje sobre el que, acabado el rodaje, el director trabaja”.

En la primera tanda se curtieron en el uso del croma y los efectos especiales para los artilugios futuristas del Enlace (Alejo Sauras); ahora, suman el género de fantasmas. “Exige una iluminación concreta; que te haga dudar si la niña es de verdad o de mentira. La música ayuda a crear esa atmósfera”.

alejo

La misión de Márquez y Yago (Sauras) a lo largo de toda la temporada será encontrar el mal que se esconde en el edificio habitado por Ángela; el fantasma de una niña de la Guerra Civil. Ello da pie a que veamos frecuentes recreaciones de aquella contienda. “¡Estoy vivo es un milagro! Admite muchos géneros: acción, comedia romántica, drama familiar, fantasía, época…, y ninguno chirría. Es una labor difícil pero agradecida, pues permite a actores y resto del equipo, lucirse”.
Pronto llega un nuevo villano; reaparece Patri (Ángela Arellano), la amiga de Bea (Lucía Caraballo ), y gana protagonismo Palacios (Artur Busquets).

Rumbo a la CBS
El rodaje, a razón de dos semanas por capítulo, se prolongará hasta finales de noviembre, casi coincidiendo con la emisión del último de la temporada, el número 13, previsto para el 18 de diciembre.
Mientras, CBS prepara su versión de la serie, en la que el barrio neoyorkino de Far Rockaway –y título de la ficción–  hará las veces de Vallecas. “Que la tele americana, el gran referente, se fije en una historia creada aquí, resulta muy gratificante”, concluye Molina.

javier

Te puede interesar

Ver más articulos