Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

La segunda temporada del drama médico que emite Telecinco llega a AXN el 9 de octubre

Freddie Highmore, de 'The Good Doctor': "Me divierte imaginar a Shaun presidiendo el hospital"

Su brillante interpretación de un cirujano con autismo atrapa cada miércoles a tres millones de espectadores frente a la pantalla. A punto de estrenar la segunda temporada de 'The Good Doctor', hablamos con Freddie Highmore del fenómeno que rodea la serie y de lo que veremos en los nuevos capítulos.

Redacción
Imprimir

Freddie Highmore, de 'The Good Doctor': "Me divierte imaginar a Shaun presidiendo el hospital"

Este actor británico que vino al mundo el día de San Valentín de hace 26 años ha enamorado a los espectadores gracias al personaje de Shaun Murphy en The Good Doctor. Freddie Highmore es la estrella de este drama médico creado por David Shore (House) en el que interpreta a un joven cirujano con autismo y Síndrome de Savant que lucha por encontrar su sitio en el prestigioso hospital San José St. Bonaventure. A punto de estrenar la segunda temporada de la serie, hablamos con el actor de las novedades que traerán los capítulos, que comienza con un episodio escrito por él.

Vuelves al reparto de la serie tras el éxito que ha tenido en todo el mundo. ¿Esto ha cambiado algo?
En realidad no, para mi es como siempre. Este año tenemos unos estudios de grabación más grandes, pero es para hacer cada episodio lo mejor que podamos y con la esperanza de que la gente responda. Pero no creo que el éxito cambie la forma en que abordamos los episodios. Probablemente esto se deba a que estamos en Vancouver (Canadá), lejos de América y de Los Ángeles en particular, donde sería más fácil dejarse arrastrar por la excitación que rodea a la serie.

Entonces es justo lo contrario? La desconexión de Los Ángeles y el bombo alrededor de la ficción aumenta tu capacidad para hacerlo bien?
Hay algo de eso. Me une un cariño especial a Vancouver después de haber grabado aquí Bates Motel y ahora The Good Doctor. Es mi séptima temporada viviendo aquí y se puede decir que es toda mi experiencia televisiva. Hay algo estupendo desde el punto de vista del reparto, y es que nuestra única razón para estar aquí es hacer la serie, porque ninguno de nosotros vivimos en Vancouver el resto del año. Y eso crea un lazo especial y hace que estemos muy centrados en el trabajo.

La segunda temporada comienza con un episodio escrito por ti. ¿Ha cambiado la manera en que afrontas el personaje como actor?
No creo que sea así porque son dos tipos de trabajo distintos. Supongo que discutir con el guionista es más difícil siendo yo mismo… Fue una oportunidad maravillosa. Ya lo hice en Bates Motel y David Shore (el productor ejecutivo de la serie) fue muy generoso permitiéndome hacerlo de nuevo. Pasé un mes encerrado con los guionistas antes de salir y empezar a escribir. David Shore me tomó bajo su tutela y no puedo imaginar un equipo mejor de gente del que aprender.

 

¿De dónde viene tu deseo de escribir guiones?
 Se me hacía raro invertir tanto tiempo en los cuatro o cinco meses de rodaje y después nada hasta el primer día de grabación de la siguiente temporada. Quería vivirlo más. Responde al deseo de seguir involucrado en la serie lo más posible y ayudar todo lo que pueda.

¿Implica un deseo de ponerte detrás de la cámara en un futuro?
Desde luego. Me encantaría hacer más cosas a medida que pase el tiempo. Cuando The Good Doctor termine, cuando quiera que sea, me gustaría haber adquirido una serie de aptitudes en otras áreas para ser capaz de diversificarme y contar historias de otra manera. Pero todavía tengo tiempo. Ahora tengo estas oportunidades y soy muy afortunado de tenerlas.

¿Escribir el primer episodio te ayudó a preparar la temporada?
Volver a la serie tras un tiempo alejado de ella y comenzar de nuevo te permite apreciar el crecimiento que ha experimentado Shaun Murphy en la primera temporada de la serie. Por lo tanto, en este primer capítulo le vemos con más seguridad de la que tenía y desde luego de como era al principio de la serie. Ha encontrado su sitio en el hospital y no tiene miedo o vergüenza a la hora de expresar su opinión en ocasiones.

¿Podrías resumirnos las tramas de los nuevos capítulos?
Los dos eventos que quedaron fuera de la anterior temporada fueron el gran error de Shaun, y el darse cuenta de que el doctor Glassman (Richard Schiff) tiene un tumor cerebral. Los espectadores están acostumbrados a verle como su mentor, enseñándole y estando a su lado cuando él lo necesitaba. Y ahora será interesante ver como intercambian estos roles, Shaun necesita dar un paso al frente y cuidar al doctor Glassman durante el largo tratamiento para el cáncer que le han diagnosticado.

Dr Glassman The Good Doctor T2

Esto se irá ensamblando con la nueva estructura de poder del hospital con el ascenso del doctor Andrews (Hill Harper) a la presidencia. Aunque Shaun ha hecho mucho por demostrar su valía en el hospital, lo tendrá que hacer de nuevo ahora que él está al mando.

En los nuevos episodios veremos a Shaun interactuando más con gente de fuera del hospital. ¿Estará menos encerrado en sí mismo?
Los procedimientos médicos y esas historias semanales seguirán estando en el primer plano, y será donde veamos a Shaun comprometerse con los otros. Pero Lea Dilallo (Paige Spara) vuelve y esta va a ser una trama importante especialmente en los primeros capítulos. Probablemente la gente espera una reconciliación y espero no acabar con los sueños de los espectadores, pero les llevará un tiempo averiguar quienes son y si quieren estar juntos.

 

¿Cómo te ha influido The Good Doctor como artista y como persona?
Shaun es optimista y siempre ve lo bueno de la gente. Como buen británico, probablemente soy bastante cínico y, conociendo a David Shore, compartimos este cinismo como se pudo ver a lo largo de sus años en House. Es magnífico retratar la versión del mundo que Shaun ve y en la que cree, su fe en la humanidad, sobre todo en nuestros tiempos en los que hay tanta negatividad de la que contagiarse.

¿Se ha puesto en contacto contigo gente con autismo? Si así fuera, ¿qué tipo de mensajes te envían?
Precisamente esas son las interacciones más significativas que hemos tenido, aquellas que vienen de gente que, o bien lo son, o están cerca de autistas. Sin hablar de casos personales, con certeza esto es lo que hace que la serie valga la pena y me hace sentir afortunado de hacerla.

Shaun en The Good Doctor T2

¿Cómo preparaste el personaje? ¿te reuniste con gente con autismo?
El guión ya estaba escrito cuando subí a bordo. Obviamente, la mayor parte del personaje proviene de la propia visión de David Shore. Pero, al mismo tiempo, fue necesario investigar sobre ello para enriquecerlo. Me resultaron muy útiles algunos documentales, especialmente uno que se llama Autism in Love (2015, Matt Fuller) que veo una y otra vez durante la temporada. Y libros también. Además, tenemos un consultor que nos ayuda y dibujamos el personaje basándome en experiencias de gente cercana con autismo y viendo de qué manera Shaun se puede reflejar en ellos.

¿Qué herramientas utilizas a la hora de construir el personaje?
Es complicado porque tienes muchísima información y quieres que sea lo más auténtico posible, pero al mismo tiempo a la hora de grabar lo tienes que sacar de una forma natural sin sobreactuar o ser incapaz de reaccionar ante lo que otros personajes están haciendo delante de ti. He investigado todo lo que he podido pero manteniendo la individualidad de Shaun y la idea de que no tiene que representar a todo el espectro. Por supuesto que es maravilloso cuando alguien con esta enfermedad o de su entorno se ve reflejado, pero no puedes conseguir que todo el mundo lo sienta de la misma manera.

Se trata de una serie en la que la mayor parte de la historia se basa en tu personaje. ¿Esto te crea ansiedad?
No especialmente. La presión viene de intentar retratar el autismo de la manera más auténtica que pueda. Tanto para David como para mi lo más importante es contar la historia de Shaun de la manera correcta más que hacer un producto de entretenimiento. Esperamos que a la gente le guste, pero no hasta el punto de sacrificar la verdad que queremos representar.

Shaun y actores The Good Doctor T2

Esta temporada Shaun tiene una rival en la doctora Reznick (Fiona Gubelman)… ¿Tendrá que andarse con pies de plomo?
No creo que Shaun juzgue a la gente o crea que los demás conspiran por detrás. Él asume que si ella le dice que está tratando de ayudarle es que lo está haciendo. Esto es precisamente lo interesante del personaje, lo buena persona que es. Él quiere hacer las cosas bien, ayudar a la gente, pero a veces no lo hace de la manera correcta, lo que puede ser frustrante para la gente que le rodea y que trata de ayudarle. Y eso es lo que veremos esta temporada, personas un poco frustradas y como él puede llegar a ser una persona complicada. Pero esto se debe a su autismo o no, que es lo que intentamos diferenciar con respecto al principio de la serie, que no cada cosa que vemos de él ocurre necesariamente porque es autista.

¿Cómo ves el futuro de Shaun?
Ha cambiado muchísimo desde el primer episodio, ha crecido como persona. Sé que la tendencia en el entretenimiento es mantenerlo todo igual y tener historias recurrentes a las que volver cada semana. Pero en relación a Shaun somos afortunados de ser capaces de ver otro lado suyo. Estoy seguro de que puede seguir evolucionando. Me divierte imaginar a Shaun presidiendo el hospital St Bonaventure y que el centro esté bajo su tutela.

Shaun The Good Doctor hospital T2

Dentro del ambiente médico se tiene la idea de que los cirujanos tienen mucho ego. ¿Lo ves así en su caso?
Esta es una conversación divertida que tuve con David Shore con relación a un episodio de mitad de temporada sobre el egoismo o el altruismo y cual sería la opinión de mi personaje al respecto. Él genuinamente intenta ayudar a la gente y no espera una palmadita en la espalda por ello. De hecho se queda desconcertado cuando esto ocurre porque piensa que solo ha hecho su trabajo ayudando a salvar vidas.

¿Es peligroso mostrarle como un ángel o un santo?
Sí. No es un superhéroe, es un ser humano, y afortunadamente el final de la primera temporada recuerda a la gente que comete errores. Por su autismo tiene ideas y ve cosas que otros no pueden, pero también tiene debilidades.

Te puede interesar

Ver más articulos