Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

El giro del género ha despertado al público masculino

Las telenovelas ya no son cosa de mujeres

Ana Brenda Contreras ha destacado que cada vez son más los hombres que ven telenovelas. La acción e intriga con la que juegan las ahora llamadas super series y las tramas más reales de las actuales telenovelas han acercado este género a todo tipo de públicos.

Aroa Díaz / Mezcalent
Imprimir

Las telenovelas ya no son cosa de mujeres

Cada vez son más hombres los que se interesan por las tramas de las nuevas telenovelas. Acercarse a la realidad con la denuncia de los inmigrantes ilegales (Al otro lado del muro, Bajo el mismo cielo, Señora Acero), la denuncia del mundo del narcotráfico (El Señor de los Cielos, Sin senos sí hay paraíso), o la descripción de la realidad a través de casos legales (Por amar sin ley) ha sido un acierto para acercar este género a todos los públicos.

Así lo ha declarado la protagonista de esta última telenovela, Ana Brenda Contreras, en un programa de televisión. “Hay muchos hombres que antes no veían telenovelas y ya las están empezando a ver ahora. Hay mucho público masculino que se siente atraído por nuestra historia porque es padre, fresca y humana. Creo que proyectos como este nos acercan cada vez más a lo real”, dijo Ana Brenda.

La actriz, por otro lado, hizo una defensa de su género para el público másculino. “Claro que los hombres pueden ver telenovelas, no es malo”. Y es que, este tipo de melodramas siempre han sido calificados como contenidos femininos. La predominancia de protagonistas mujeres, la sobreactuación en las telenovelas clásicas y las historias de amor así lo han determinado. Pero ahora, la ampliación de los contenidos ha roto estos esquemas.

Además, la visibilización de todo tipo de condiciones sexuales (Caer en tentación, Como dice el dicho, Papá a toda madre) ha abierto aún más el rango de telespectadores. No obstante, esta es una estrategia que, aunque es adoptada cada vez por más producciones, sigue siendo arriesgada por la gran cantidad de público conservador.

Con todo, este nuevo giro del género -sin dejar de lado las historias románticas- es lo que, para muchos, garantizará que se sigan creando telenovelas y melodramas en los próximos años.

Te puede interesar

Ver más articulos