Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

Interpreta a Lucas Moliner en la telenovela de Antena 3

Álvaro Morte, de ‘El secreto de Puente Viejo’: “Cuando me enamoro, lo hago a tope”

El actor, que superó una grave enfermedad en la vida real, es padre de mellizos y un apasionado del deporte y la cocina.

Maribel Escalona / Fotos: R. Garver y A. Barrado
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Álvaro Morte

Habitual en series de época, Álvaro Morte encarna a un médico de principios del siglo XX en El secreto de Puente Viejo. El actor, experto en Shakespeare y en teatro isabelino, trabajó como profesor de interpretación en Finlandia y tiene una compañía, 300 pistolas. Aunque ahora su pasión es otra, sus mellizos de 2 años, León y Julieta: “Llevo año y medio sin dormir”, dice encantado. 

En la novela, Lucas se atreve con todo. ¿Tú eres así?
El miedo me gusta porque enseña lo que tienes que superar, un camino para avanzar. Soy optimista por naturaleza. Si algo me asusta, voy a por ello.

¿Te ha dado suerte la paternidad?
Mucha. El principio de El secreto… fue duro. Una serie diaria requiere esfuerzo y en casa había que ayudar porque mi mujer [Blanca Clemente] ya tenía bastante con dos niños pequeños.

¡Te sienta bien el traje de época!
¡Sí, y me he acostumbrado a usar sombrero! Mi mujer es estilista y si digo que no me interesa la moda, me corta el cuello (risas).

alvaro-morte-2

¿Se gana mucho como productor, director y actor?
¡Qué va, lo justito! Lo del 21 por ciento nos está machacando. Además, los ayuntamientos que te contratan, te pagan al cabo de un año y tienes que adelantar los billetes para trasladar a la compañía, costear el hotel…

¿De quién has heredado la vena artística?
Mi madre es ama de casa, pero una artista de la cabeza a los pies. Pinta cuadros de óleo, canta en una coral… ¡Para todo es primorosa! Cose como los ángeles, hace encaje de bolillos… Y de mi padre he heredado la vena emprendedora.

En Puente Viejo dejas todo por la medicina.
Sí, y en la vida real dejé Telecomunicaciones por Arte Dramático. Mi padre se echó las manos a la cabeza y me dijo: “¿Pero de qué vas a comer?”.

Entonces… ¿cambiaste  ciencias por letras?
Sí, soy de ciencias puras. Y las grandes civilizaciones aúnan ambas materias. Pitágoras, por ejemplo, era matemático y filósofo; Leonardo Da Vinci, pintor e ingeniero…

¿Crees en el amor pasional como el doctor Moliner?
Cuando me enamoro, es a tope, pero no es lo mismo a los 20 años que a los 41. Ahora me exijo reír con mi pareja todos los días para que ambos nos ayudemos a crecer y sumemos. Soy cariñoso y antes de ser padre ya era el tío Álvaro para mi sobrina.

¿Qué te define?
Hace ocho años padecí un tumor canceroso en una pierna; al principio creía que me iba a morir, que me cortaban la pierna… Y no ha pasado nada. Pero en ese tiempo pensaba: si me muero dentro de tres meses, ¿puedo hacerlo tranquilo? ¿He respetado a la gente que me rodea y que me quiere? ¿He sido fiel a mis principios? Eso me ha llevado a disfrutar del momento y a que no haya nada que me quite el buen humor.

¿Cuáles son tus aficiones?
Procuro hacer deporte, pero siempre a mi bola, en la calle, no me gusta el gimnasio. También soy muy cocinillas. En casa cocino yo y me gusta emplatar con gusto, aunque sea para Blanca y para mí.

alvaro-morte-puente-viejo

LA FAMILIA CRECE
Lucas Moliner (Álvaro Morte) está locamente enamorado de su esposa, Sol Santacruz (Adriana Torrebejano), 
y en próximos episodios ambos se plantean adoptar 
a Marcos, el pequeño afectado por unas vacunas 
en mal estado que han acogido en su casa. 

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos