Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

El gran nuevo villano de ‘El secreto de Puente Viejo’

Chema Adeva es Pérez Ayala: “Esta serie me ha pillado un poco mayor”

Vinculado al teatro desde sus inicios, ha trabajado poco en televisión y nunca había dado vida a un malo tan ‘ejemplar’.

Mercedes Arroyo / Fotos: Marcos Pé, Pedro Valdezate y Laura Ortega
Imprimir

Chema Adeva es Pérez Ayala: “Esta serie me ha pillado un poco mayor”

Acostumbrado a montar y desmontar escenarios desde que era joven, que ahora lo recojan para grabar todas las mañanas en coche, aunque sea muy  temprano, es un lujo para él. A punto de cumplir 64 años, su carrera se ha desarrollado, sobre todo, en el teatro, pero también ha probado suerte en la televisión, con papeles cortos y episódicos en series como Manos a la obra, Policías, SMS, Cuenta atrás o, la última, Vergüenza. Encarnar al general Pérez de Ayala en El secreto de Puente Viejo, además de un ejercicio extra de memoria, ha supuesto para Chema Adeva  enfrentarse al personaje más malvado de toda su dilatada carrera.

¿Conocías la serie?

Como lleva tantos años, sabía de su existencia, pero no la seguía regularmente. Cuando me llamaron para entrar en el reparto, tuve que ponerme al día. En esta novela las cosas suceden muy lentamente y es fácil cogerle el aire. Tiene mérito hacer una ficción así y que tenga tantos seguidores.  Cuando lo descubrí, me sorprendió mucho. Ahora lo comprendo.

Tienes una trayectoria muy larga como actor y en Puente Viejo haces un papel de  peso.

He entrado con mucha fuerza en la novela. Yo no soy un actor de televisión o de cine, sino de escenario. Todo el mundo me decía que una serie diaria  era muy dura y, efectivamente, me ha pillado un poco mayor y no la he disfrutado todo lo que me hubiera gustado. He tenido que aprenderme guiones  sin parar durante dos meses.

Pero dicen que el cerebro se entrena y luego resulta más fácil. ¿No ha sido ese tu caso?

Yo tengo mucha práctica porque a lo largo de mi vida me he aprendido muchos tipos de textos, pero no con tanta rapidez como hay que hacerlo en El  secreto de Puente Viejo.

Chema-Adeva_Laura-Ortega

¿Cómo valoras entonces la experiencia en una serie diaria?

Muy positiva. Elegí ser actor porque esta profesión me satisface mucho. Dar vida a Pérez de Ayala me ha supuesto también investigar sobre un tipo de  personaje que yo nunca había hecho en mi vida, un malvado de manual. Me ha permitido descubrir hasta dónde podemos llegar los humanos. Y también me ha servido para ejercitar la mente.

¿En quién te has inspirado?

Fui creándolo a medida que me fueron llegando los guiones, y también pensando en un pajarraco, un buitre carroñero, porque no tiene un solo  sentimiento bueno. Tuve un profesor de interpretación hace años que nos enseñó a inspirarnos en animales para crear personajes. Hace poco, una  señora me preguntaba por la calle cómo podía ser tan malvado, y le contesté que yo no era así, sino Pérez de Ayala.

Eso significa que estás haciéndolo muy bien…

No me suelo gustar demasiado cuando me veo en televisión, pero será cierto si los espectadores lo aprecian así.

¿Por qué no?

Porque no estoy acostumbrado. En el teatro nunca ves el resultado, sin embargo, en la pantalla se aprecian todos los defectos.

Perez-Ayala-Chema-Adeva

¿Cómo te has sentido en su piel?

Dependiendo de los días. A veces, bien y otras, cuando me enredaba con el texto, bastante mal; he llegado a desesperarme bastante. Pero he tenido  mucha ayuda de los compañeros y, por supuesto, de todo el equipo.

¿Es el personaje más perverso que has interpretado?

¡Sin lugar a dudas! Este individuo jamás tiene un actitud positiva, y cuando se entera de que han matado a su hijo, le entra una rabia incontrolada que no le permite ninguna buena acción.

¿Es peor, incluso, que la temible doña Francisca?

Yo creo que sí. Este hombre no tiene escrúpulos, aunque es un villano inteligente.

¿Te sientes cómodo de uniforme?

Otorga un matiz extraño, contradictorio, al personaje.  o me siento un poco constreñido al actuar, pero creo que me ha ayudado a construir a ese tipo.

¿Y te recuerda tus tiempos de mili?

Bueno, en algún momento. Pero yo la hice hace años de soldadito.

Chema-Adeva-Macbeth

¿Te ha brindado popularidad?

A mí no me gusta que me paren por la calle y nunca he mostrado mi privacidad. En la serie Policías también me reconocían, pero no es algo que me  agrade. Aunque tu pasión sean las tablas,

¿Te gusta ahora más la tele?

No he hecho mucha televisión. Mientras tuve Zascandil, mi compañía de teatro, me centré en los escenarios, pero cuando la  erré me metí en otros  medios. Prefiero hacer personajes cortos, no estar mucho en una serie.

¿Cómo recuerdas tu trabajo en Manos a la obra, Hospital Central, Águila roja o Policías?

En Manos a la obra hice un personaje episódico, un chapuzas; en Hospital central, sin embargo, interpreté varios papeles. Y en Cuenta atrás, Luis San  Narciso me hizo un casting para Los lunes al sol y luego me ofreció Policías.

¿Vas a seguir en El secreto…?

De momento, voy a continuar. Pero si fuera por un periodo muy largo, pondría como condición grabar menos horas y sobre todo después de comer. Yo  ya tengo una edad y no estoy para estos trotes. Me gusta trabajar, pero divirtiéndome.

Te puede interesar

Ver más articulos