Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘En tierras salvajes’

La muerte de Carolina

Tras el entierro, Daniel jura vengarse de su asesino. Nova. Del 21 al 25 de mayo. 15.00h

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

La muerte de Carolina

Aníbal firma la compra de los terrenos sin valor que le recomendaron Amador y Olga. Acto seguido, el presidente municipal se lo comunica a su socia y ambos deciden irse del pueblo con el dinero. Sin embargo, no todo saldrá como esperan. El empresario encuentra unos mensajes comprometidos en el móvil de su amante y descubre el plan, frustrando por completo su huida.

Por otro lado, Uriel pide perdón a Alejandra y le reafirma su amor. La pareja decide darse una nueva oportunidad, pero no todo será feliz, ya que a las horas, Sergio se ve obligado a comunicarles que el hijo que esperan puede estar enfermo.

Decidido a vengarse por la estafa que ha sufrido, Aníbal se cita con Amador para enfrentarlo sin sospechar que Carolina lo ha seguido. Esta, escondida, escucha toda la conversación y descubre los turbios negocios que hay entre ambos. Morales, para evitar que cuente la verdad, le propina un certero disparo en el pecho. Después, Otero, asustado por la situación, acude a su madre y con su ayuda abandonan el cuerpo a las afueras del pueblo.

Lejos de allí, Rodolfo recibe la noticia de que él y Alba van a ser padres. Furioso, se enfrenta a ella: “Soy estéril”. Tiempo después, la encuentra hablando con el padre Blas y, confirmando que son amantes, lo agrede.

Daniel comienza a preocuparse por la desaparición de su mujer, hasta que recibe una llamada. La han encontrado cerca del bosque y ahora está en el hospital debatiéndose entre la vida y la muerte. La familia corre a la clínica y Sergio les comunica una fatal noticia. “Ha sufrido un aborto y ella está muy grave, lo siento, pero no creo que se salve”, asegura con el rostro desencajado.

Ajena a todo, Isabel llora en su habitación por la separación de su amado. En ese momento aparece Arturo, que, incrédulo, descubre la relación que existe entre su hijo y su nuera. Horas más tarde, se trasladan al hospital. Daniel, que ha entrado a despedirse de su esposa, es testigo junto con Elisa de sus últimas palabras.”Carlos, él es...”, murmura para después fallecer. Al día siguiente, en su entierro, Otero jura vengarse del asesino.

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos