Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘Hijas de la luna’

Su gran combate

Juana Bárbara participa en un torneo de boxeo y, para sorpresa de todos, se alza con la victoria. Nova. Del 3 al 7 de septiembre. Nova. 18.15h

Imprimir

Su gran combate

Por una indiscreción de Leonora, Juana Inés recuerda el pasado y que fue Mauricio quien le salvó la vida. Feliz, se reúne con su familia y decide por fin enseñar la marca de  nacimiento en forma de media luna. “Acabas de recuperar una hija”, dice mientras se abraza a Juan.

Octavio sorprende a Juana Soledad con un anillo y una propuesta de  matrimonio. “Deseo que nos casemos por amor y no porque vamos a tener un hijo. No quiero que te sientas obligado. Además, solo nos conocemos desde hace varios meses”, responde la joven titubeante. Sin embargo, cambia de parecer cuando descubre que solo tenía un retraso y su novio le da todo su apoyo.

Esa misma noche, Mauricio reinaugura La Dolorosa con gran éxito gracias a la actuación del cantante Espinoza Paz. “Encontré la razón que da sentido a mi vida”, declara el chico  en un momento dado y Juana Inés se anima a subir al escenario para corresponderle con un tierno beso.

Juana Bárbara los observa sin poder contener su tristeza. Poco después, la policía se presenta en el local y lo clausura por tener varias cajas de alcohol corrompido. “Queda  detenido”, informan al joven Iriarte. A pesar de que ha sido planeado por él, Darío no tiene más remedio que ayudarlo para que salga en libertad cuando su hija se lo pide.

Sebastián descubre que Jerome es su padre Mientras Estefanía decide reconquistar a Sebastián para enfado de Juana Victoria, este empieza la búsqueda de su padre biológico. “Así no tendré que mantener mi amor en secreto”, piensa. En primer lugar, acude a Xavi y él le da el nombre de Ingrid, una vieja amiga de Leonora. “Me quitó a mi novio, Juan  Oropeza, y luego me hizo lo mismo con Ernesto Cifuentes”, confiesa esta cuando Teresa va a verla.

Ajena a esto, la señora de Oropeza sigue comprando costosas joyas y ropa sin saber la precaria situación que atraviesa la familia. Fernando vende uno de sus cuadros en la playa  y decide entregarle el dinero a las Juanas. Llena de celos, Juana Bárbara coge el teléfono de Juana Inés y cita a Mauricio en el puerto para dar un paseo en barco. “Mi hermana no  pudo venir. Yo te acompañaré”, se justifica. Cuando la exmonja se entera, decide vengarse poniéndole pegamento en sus guantes de boxeo.

Los resultados de ADN confirman que no le une ningún parentesco a Ernesto Cifuentes y Sebastián sigue investigando con la ayuda de Juana Victoria. Después de hilar varios  hechos, ambos llegan a la conclusión de que Jerome sí es su padre y van a buscarlo, pero ya es demasiado tarde.

Para ese entonces, el escritor está en un avión rumbo a París. Raymundo se entera de que van a organizar un torneo de boxeo en Mazatlán y convence a Juana Bárbara para que  se apunte. “Con el dinero podré ayudar a mi familia”, piensa. Varios días después, acude a su primer combate y para sorpresa de todos gana. Aun así, el esfuerzo le pasa factura y se desmaya en el ring.

Por casualidad, Leonora descubre que Juan está en la ruina y aprovecha para manipular a Sebastián con su enfermedad: “Solo moriré en paz si te veo casado con Estefanía”. No  obstante, este no cae en sus artimañas y propone a Juana Victoria escapar juntos para vivir su amor, pero a mitad de camino el coche se estropea y deben volver al pueblo.  Cansada de obstáculos, la joven se aleja de su amado y se besa con Fernando. “Quiero desilusionarlo. Lo mejor para Sebastián es que acepte la propuesta de Darío y se case con  Estefanía”, explica a Teresa.

Te puede interesar

Ver más articulos