Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

'Mi marido tiene familia'

¡Embarazados!

La noticia de que van a ser padres sorprende tanto a Julieta como a Robert, pues no estaba en sus planes. Nova. Del 13 al 17 de noviembre. 18.15h

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

¡Embarazados!

Eugenio es otro desde que recuperó a su primogénito y no para de contarle anécdotas del pasado: “Eras un niño muy alegre”. Además, regaña a su mujer por entrometida: “Tu hijo a elegido a la persona con quien quiere estar y debes respetarlo”.

Por su parte, Gabriel ofrece a Daniela un puesto de camarera en el restaurante, que ella acepta encantada. “Así pasaremos más tiempo juntos. Me gusta cada día más”, explica la chica a Linda, que también está emocionada porque Bruno la besó.

Amalia participa con otra identidad en un concurso Julieta tiene náuseas y opta por hacerse una prueba de embarazo casera. “Espero que no sea verdad lo que estoy viendo…”, piensa y la tira muy nerviosa. Al día siguiente, va al médico a confirmar el resultado positivo. A la vez, su suegra encuentra el test en la basura. “¿De quién será?”, comenta intrigada con Imelda.

La señora confronta a sus nietas: “Tarde o temprano se os notará”. En otro apartamento, Audifaz presiona a Aristóteles para que estudie. Su insistencia provoca el efecto contrario y el adolescente piensa que es un inútil.

Entre tanto, Amalia participa en un concurso de radio, con una identidad falsa, pero Belén la escucha y se pone a llorar emocionada. “Mi sueño es cantar, pero nunca he sentido ni tu apoyo ni el de mamá”, se sincera la joven.

Esa mañana, Marisol se arma de valor para pedir a Begoña el dinero de la manutención de Frida. Una vez más, la mujer humilla tanto a ella como a Ignacio: “¡Qué pena ser la única que tiene dinero! ¿No os da vergüenza?”.

Tras confirmar que ninguna de sus hijas está en estado, Blanca pone a prueba a Julieta, que se niega a contar nada a su suegra antes que a Robert. Será esa noche cuando se sincere: “Abrázame. Vas a ser padre”. Aunque no esperaba la noticia, el médico responde ilusionado: “Comienza una preciosa aventura. Te quiero”.

La alegría de la pareja dura poco pues Catalina se presenta con una maleta. “Me quedo un tiempo para ayudaros”, explica delante de su consuegra, con quien se nota que no existe ninguna química desde el primer instante.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Ver más articulos