Diezminutos.es
TV
Buscador
Buscador

‘A que no me dejas’

La verdad sale a la luz

Beto confirma con unas pruebas de ADN que Tobías no es su hijo y Micaela se ve obligada a reconocer que cambio los bebés de Chelo y Nuria durante el parto. Nova. Del 6 al 10 de febrero. 20.00 h.

Imprimir

A que no me dejas

Jaime regresa a Cancún con Adriana y aunque Gisela la recibe con cariño, la joven se muestra resentida ya que no puede quitarse de la cabeza el terrible accidente donde perdió la vida Triana. Fabricio, el hijo del matrimonio, también da la bienvenida a Olmedo y queda fascinado con su belleza. “Voy a intentar conquistarla”, confiesa a su amigo Tobías horas después.

Durante una de sus visitas al Mauva, Valentina se topa con Carolina y al recordar que fue ella quien la insultó cuando eran niñas y por su culpa terminó en un internado, no puede contener la rabia y la despide. Mau al enterarse de lo ocurrido, se enfada con su amiga y le reprocha que actuara de forma precipitada.

El coche de Nuria se avería mientras viaja y va un taller cercano en busca de ayuda. Al entrar ve a Félix, uno de los mecánicos, sin camiseta y queda fascinada.

Osvaldo se presenta en el cuarto de Angélica y ella, muy sorprendida e inquieta, le pide que se vaya antes de que su hija Fernanda lo encuentre allí. “Nunca imaginé que iba a volvert a verte después de tanto tiempo. Soy un tonto por pensar que seguías amándome tanto como yo a ti”, dice él. Gonzalo llega con buenas noticias para Medina e interrumpe el reencuentro: quiere que trabaje como florista en el hotel.

Decidido a declararle su amor a Valentina, Mau la invita a bucear en la playa donde se conocieron Adrián y Paulina. Sin embargo, Eugenio viaja inesperadamente a Cancún y la joven Olmedo deja plantado a su amigo. Para colmo de males, a la mañana siguiente, Olmedo invita a Sandoval a desayunar a casa de los Murat y lo presenta oficialmente como su novio.

Nuria, por su parte, no puede dejar de pensar en Félix y va a visitarlo a su taller sin importarle su condición social. El mecánico decide seguirle el juego para sacarle dinero.

Beto obtiene al fin los resultados de las pruebas de ADN y descubre que Tobías no es su hijo. Dolido, encara a Micaela en busca de explicaciones. “Lo hice por el bien de todos. Nuria no quería a su hijo, me pidió que lo regalara y el tuyo murió al poco de nacer. El médico dijo que Chelo no podría volver a embarazarse y no quería que sufrierais”, asegura la mujer entre lágrimas. Luego, lo convence de que es mejor que guarden el secreto entre ellos.

A pesar de la prohibición de Jaime de que se acerque a Julieta, Adriana insiste en hablar con ella y pide ayuda a Fabricio. Por el contrario, no tiene el mayor interés en conocer su hermanastra y se comporta de manera muy grosera cuando va a visitarla. “Por tu culpa y la de Valentina, mi madre y yo nos quedamos desamparadas. No disfruté de mi papá y jamás voy a perdonártelo”, asegura llena de odio.

Como parte de su venganza, René se acerca a Gonzalo bajo la falsa identidad de Eugenio y se gana su confianza, incluso logra que le ofrezca un puesto de trabajo en el Mauva. Además, se ponen de acuerdo para convencer a la joven Olmedo de que regrese de forma definitiva a Cancún.

Nuria recupera la ilusión gracias a Félix y decide salir de compras y visitar un salón de belleza para renovar su imagen. El mecánico al verla se deshace en halagos y la pareja se entrega a la pasión.

Al saber que en el hotel han contratado a una nueva florista llamada Angélica, Maite se disgusta y decide conversar con ella sin saber que es la mujer  a quien Osvaldo tanto amó y no ha podido olvidar. Fernanda oye la conversación y le hace prometer a su madre que no volverá a tener contacto con el hombre con el que engañó a Clemente.

Valentina visita la tumba de sus padres y, por casualidad, coincide con Julieta. Esta queda impactada pues cree que Paulina no murió y se reaviva su odio hacia la familia Murat.

Te puede interesar

Ver más articulos