Diezminutos.es
TV
Buscador

‘La esclava blanca’

Libres para amarse

Victoria y Miguel unen sus vidas 
en una romántica ceremonia… Canal Sur. Miércoles 26 de abril. 22.10h

Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

La esclava blanca

Los esclavos de las haciendas colindantes siguen muriendo debido al agua envenenada. Con la excusa de proteger a los suyos, Parreño les prohíbe salir de El Edén e impide la entrada de visitantes. Pero lo que de verdad pretende es vengarse de ellos, en especial, de Miguel.

A Tomás, sin embargo, sí lo quiere fuera y ya ha expresado su deseo de venderlo para que trabaje en las minas. Convencido de que Victoria, Remedios y Milagros lo ayudarán a escapar para evitar su cruel destino, vigila a las mujeres todo el día.

Cansado y enfermo, el general Márquez nombra al hacendado gobernador de Santa Marta para que negocie con los sublevados una salida a la crisis. Nicolás acepta entusiasmado, pues el cargo le servirá de mucha ayuda para que su plan triunfe. Pero, para guardar las apariencias, inicia junto a Felipe Restrepo las conversaciones cuyo objetivo final es abolir la esclavitud.   

Victoria se derrumba cuando su marido le confiesa que conoce su verdadera identidad, la amordaza y la encierra en su cuarto. Mientras tanto, los sublevados consiguen liberar al grupo de esclavos que iban a ser vendidos y planean el modo de asaltar El Edén.

Cerca de allí, don Octavio se sincera con Lorenza: “Vi cómo Parreño mató a la verdadera marquesa y a sor Alicia”. Además, le cuenta que también fue el patrón quien provocó el incendio de la hacienda. Tras la confesión, se dirigen a hablar con Márquez, el único con autoridad para administrar justicia en un caso que se remonta a tantos años atrás.

Miguel asalta El Edén y libera a Victoria, no sin antes mantener un intenso forcejeo con el patrón y Restrepo, que resulta herido. Tras ser reducido, Nicolás es hecho prisionero y condenado a trabajos forzados en las minas adonde quería enviar a sus esclavos. Doña Adela llora cuando, sola y sin un lugar adonde ir, debe abandonar El Edén. Poco después, Victoria y Miguel celebran una romántica boda junto a sus seres queridos.

Un año después, Isabel está a punto de terminar sus estudios de medicina junto al doctor Tarazona, de quien se ha enamorado, y Eugenia da el “sí, quiero” a Fidel en una ceremonia a la que acuden, entre otros, Ana y su amado Restrepo. Remedios y Trinidad consolidan su amor, al igual que Milagros y Julián.

A todos invitan Victoria y Miguel para que conozcan la nueva hacienda El Edén, donde viven felices con su hija, Dominga, y Tomás y Lorenza, que ejercen de abuelos. Por fin pueden amarse en libertad.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad

Te puede interesar

Y además...